Binali Yildirim, durante el encuentro con los medios en Madrid
Binali Yildirim, durante el encuentro con los medios en Madrid - Embajada de Turquía en Madrid

Binali Yildirim: «Si no fuera por Turquía, habría un flujo constante de sirios a Europa»

El primer ministro, Binali Yildirim, achaca a los «prejuicios» las críticas del Consejo de Europa y asegura que se está acometiendo una «limpieza» de terroristas en la Administración

MadridActualizado:

El primer ministro turco, Binali Yildirim, defendió este miércoles la «madurez democrática» de su país y achacó a los «prejuicios» las críticas de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa (APCE) a las elecciones presidenciales y legislativas anticipadas al próximo 24 de junio. Yildirim, en un encuentro con un reducido grupo de periodistas durante su visita a Madrid, rechazó las acusaciones y recalcó que Turquía ha tenido y tendrá «elecciones democráticas», con «transparencia» y «alta participación».

En cuanto a la prolongación del estado de emergencia en Turquía, uno de los motivos esgrimidos por la APCE para advertir de que los comicios no serán «realmente democráticos», el primer ministro explicó que se trata de una medida para «prevenir actos terroristas» que solo afecta al Gobierno, sin que suponga un problema para «la vida diaria de las personas».

Según Yildirim, de 62 años y en el cargo desde 2016, se está acometiendo una «limpieza» en la Administración judicial y otros órganos en los que se había «extendido» lo que llamó «grupo terrorista FETO», en referencia al movimiento del predicador musulmán Fethullah Gülen, a quien se atribuye el intento de golpe de Estado de 2016 y que reside ahora en Estados Unidos.

El primer ministro justificó el adelanto en año y medio de las elecciones, que anunció por sorpresa la semana pasada el presidente, Recep Tayyip Erdogan, en la necesidad de estabilidad política y en la demanda en ese sentido no solo del gobierno, sino también de partidos e inversores.

De hecho, Yildirim puso como ejemplo al presidente del BBVA, Francisco González, con el que dijo haberse reunido y que le habría expresado su intención de invertir más en el país tras los comicios.

Durante su estancia en España, este miércoles ha sido recibido en audiencia por Felipe VI y el martes presidió junto al presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, la VI Reunión de Alto Nivel hispano-turca.

Actos de campaña en países europeos

Se refirió también a la celebración de actos de campaña en Europa, después de que Erdogan anunciara uno en un estadio de un país sin concretar y de que Países Bajos y Alemania se hayan negado a acogerlos. «Hay más de seis millones de ciudadanos turcos en Europa y para que puedan votar estamos haciendo los preparativos», señaló, si bien precisó que primer hay que llegar a un acuerdo con el país en cuestión y valorar la seguridad.

Benali Yildirim destacó que su país está pagando un precio muy alto por «proteger la seguridad de la Unión Europea». «Si no fuera por nosotros, habría un flujo constante a la UE» de huidos desde Siria, señaló el primer ministro turco, que se quejó: «En lugar de agradecimiento, recibimos críticas».

Sobre la aspiración de Turquía a incorporarse a la UE, señaló que ese sigue siendo su objetivo, pero advirtió de que, tras 60 años de espera sin que haya «ningún paso positivo», «el mundo no es solo la UE». «Si esperamos mucho, nos vamos a cansar». «Después del Brexit, la UE tiene que decidir cuál es su visión de futuro», apuntó.

«Al Assad no tiene voz en el futuro de Siria»

También lanzó críticas a Estados Unidos. Pese a reconocer que es aliado de Turquía, consideró «muy erróneo» que haya decidido «combatir un grupo terrorista con otro grupo terrorista», en alusión al acuerdo de los norteamericanos con los milicianos kurdos de las YPG para hacer frente a los yihadistas en Siria.

En todo caso, consideró que el presidente sirio, Bashar al Assad, es «el primer responsable de la situación» en ese país. «Más de cinco millones de sirios viven en nuestro territorio, un millón de personas ha sido asesinadas por su propio ejército», señaló Yildirim. Por eso, Al Assad «no tiene voz, ni voto, ni palabra, en el futuro de Siria». A su juicio, no puede seguir al frente de Siria «ni a medio, ni a largo plazo, porque ha causado mucho daño», aunque debe sentarse a negociar en este momento para buscar una solución al conflicto.