Un grupo de turistas junto a un edificio de La Habana con las banderas de EE.UU. y Cuba, poco antes del viaje de Barack Obama a la isla
Un grupo de turistas junto a un edificio de La Habana con las banderas de EE.UU. y Cuba, poco antes del viaje de Barack Obama a la isla - Efe

Turistas de EE.UU. que viajaron a Cuba afirman que sufrieron los síntomas de los «ataques acústicos»

El Departamento de Estado ha aconsejado a los estadounidenses que no se desplacen a la isla después de que 22 diplomáticos sufrieran los misteriosos trastornos

WashingtonActualizado:

Turistas estadounidenses que viajaron a Cuba dicen haber experimentado síntomas similares a los de los misteriosos «ataques acústicos» que han sufrido al menos 22 diplomáticos de EE.UU. en la isla, según informaron fuentes del Departamento de Estado. «Hemos recibido un puñado de informes de ciudadanos estadounidenses que afirman que experimentaron síntomas similares a los de los ataques acústicos después de estancias en Cuba», indicó un funcionario del Departamento de Estado, citado por las cadenas CBS y ABC. Sin embargo, el funcionario puntualizó que «no tenemos manera de verificar si se vieron afectados por los mismos ataques dirigidos contra funcionarios de Estados Unidos».

En una alerta de viaje emitida la semana pasada, el Departamento de Estado aconsejó a los estadounidenses no viajar a Cuba y ordenó la retirada del personal no esencial de su embajada en La Habana debido a los «ataques específicos dirigidos contra diplomáticos» de EEUU. Esos funcionarios, al menos 22, han experimentado síntomas como «problemas en el oído y pérdida de audición, mareos, dolores de cabeza, fatiga, problemas cognitivos y dificultad para dormir», según el Gobierno de EE.UU.

Seguridad sin garantías

Aunque Washington no tenía constancia la semana pasada de que los ataques hubieran afectado a ningún estadounidense ajeno al personal diplomático, decidió aconsejar a sus ciudadanos que no viajen a Cuba por considerar que no puede «garantizar» su seguridad allí.

El Gobierno cubano ha negado toda relación con esos «ataques acústicos», que comenzaron a finales de 2016.

No obstante, tras decidir la retirada de la mayoría de su personal en la embajada de EEUU en La Habana y pedir a los estadounidenses que no viajen a la isla, el Departamento de Estado fue más allá esta semana al ordenar una drástica reducción de la plantilla de la misión diplomática cubana en Washington. EE.UU. pidió a Cuba el martes la salida inmediata de 15 de sus 23 funcionarios con estatus diplomático en Washington, lo que deja a la isla caribeña con un solo oficial consular en ese país, según fuentes de la Cancillería cubana. Pese a esa medida, la embajada de Cuba en Washington pretende mantener «todos los servicios consulares».

Mientras, debido a la reducción de personal, la embajada de EE.UU. en La Habana ha suspendido indefinidamente la tramitación de visados para cubanos.