El candidato al Senado Roy Moore
El candidato al Senado Roy Moore - AFP

Trump apoya al candidato a senador acusado de abusar de menores

La elección de Alabama, otro pulso del presidente al establishment republicano

WASHINGTONActualizado:

Ha tardado tres semanas, pero al final Trump se ha decantado por apoyar a Roy Moore, el candidato al Senado por Alabama a quien una docena de mujeres ha acusado de abuso sexual, cuando eran adolescentes. La elección del próximo martes en el estado sureño se convierte en un nuevo pulso entre el presidente outsider y el establishment conservador, que ha exigido repetidas veces a Moore su renuncia.

A mediados de noviembre, «The Washington Post» publicó el testimonio de una mujer que aseguraba haber recibido tocamientos y otro tipo de acosos sexuales, cuando cumplía catorce años. Las críticas al candidato que opta al asiento en la cámara alta del actual Fiscal General, Jeff Sessions, se dispararon al multiplicarse por diez los testimonios de mujeres presuntas víctimas del aspirante. Desde entonces, la retirada del respaldo republicano había contrastado con el silencio de Trump. Hoy, el presidente llamó por teléfono a Moore para alinearse con él, y lo proclamó en Twitter: «Necesitamos que Roy Moore gane en Alabama. Necesitamos su voto para frenar el crimen y la inmigración ilegal, y en favor de los militares, los veteranos, la vida…». Su decisión se produce después de que el candidato se haya recuperado en las encuestas, tras un fuerte desgaste. La última le sitúa tres puntos por encima del demócrata Doug Jones. Además, siete de cada diez votantes republicanos le apoyan.

Roy Moore es uno de los candidatos más conservadores y polémicos del país. Expulsado dos veces de la judicatura por incumplir la ley federal, sitúa la Biblia por encima de la Constitución. Además de haber comparecido en mítines pistola en mano, es abierta su aversión hacia los inmigrantes y las minorías sociales.