El candidato republicano Donald Trump, en plena batalla por el estado de Florida, este miércoles en Miami - AFP

Trump se lanza a por Florida, clave para llegar a la Casa Blanca

El candidato republicano ofrece tres mítines en un solo día para contrarrestar la ventaja con la que cuenta Clinton en el voto anticipado

Corresponsal en WashingtonActualizado:

Cada día que pasa, la percepción y los datos refuerzan más esta idea: Hillary Clinton todavía es la favorita y sigue en cabeza, pero el avance de Donald Trump no se detiene. En el complejo galimatías que conforman los numerosos sondeos y pronósticos estado por estado, alimentados por el voto anticipado de ya más de 24 millones de estadounidenses, se abre paso la primera convicción de que Florida marcará el sino del candidato republicano. Vencer no le garantizaría nada, pero le abriría un camino hacia la victoria. Su derrota en el estado soleado otorgaría un triunfo seguro a su rival demócrata. Con 29 delegados en juego, Trump se quedaría sin margen de compensación.

Después de que más de cuatro millones de floridanos hayan pasado por las urnas, los sondeos otorgan a Clinton ocho puntos de ventaja según TargetSmart, gracias al aumento de participación de los hispanos. De acuerdo con este estudio, el 28% de los votantes republicanos habrían entregado su sufragio a la demócrata. Otras encuestas arrojan una diferencia mucho menor. Como la de la cadena CNN, que la reduce a sólo dos puntos. Los expertos auguran en Florida una de las grandes batallas del «Election Day», el 8 de noviembre.

Si en septiembre empataban a 45% sobre la pregunta de quién es más honesto, hoy Trump se impone por ocho puntos: 46%-38%

Trump multiplicó este miércoles sus esfuerzos en tres poblaciones determinantes en el estado, por su población e influencia: Miami, Orlando y Pensacola. Con el viento a favor que sopla desde el hallazgo de nuevos emails vinculados a Hillary Clinton, el magnate ha simplificado el mensaje para seguir haciendo mella en la desconfianza del electorado hacia su contrincante: «Los correos confirman que Hillary es una corrupta», proclama. El redivivo escándalo sí habría erosionado la imagen de la exsecretaria de Estado, según The Washington Post y la cadena ABC. Si en septiembre los candidatos empataban a 45% sobre la pregunta de quién es más honesto, hoy Trump se impone por ocho puntos: 46%-38%.

El magnate combina su ofensiva de martillo pilón, con pocas pero directas y sencillas frases contra Clinton, con lo que Sean Trende, analista del sitio web RealClearPolitics, llama «mejor comportamiento» del candidato republicano las últimas semanas. Trende sostiene con datos que la recuperación de Trump en las encuestas ya había comenzado antes de la revelación sobre los nuevos correos de la demócrata, lo que le hace más peligroso en la imprevisible recta final.

Voto afroamericano

El voto anticipado ha generado dos noticias para Hillary Clinton, una buena y otra mala. La participación de nuevos votantes hispanos es significativamente más alta que en 2012, y eso le favorece; pero la de los jóvenes y afroamericanos es considerablemente menor. En comparación con 2012, estaría cayendo un 15% en Florida y en Carolina del Norte. Que la población negra en el primero no supere el 16% limita su efecto, frente al 22% que supone en el otro de los estados decisivos. El presidente Obama, que se ha lanzado a hacer campaña allí, aseguró este miércoles que la población afroamericana «no se está movilizando todo lo que debiera».