Trump ha evitado vincular la masacre de Las Vegas con Daesh y asegura que se está investigando
Trump ha evitado vincular la masacre de Las Vegas con Daesh y asegura que se está investigando - EFE

Trump, sobre el autor de la masacre de las Las Vegas y su relación con Daesh: «No tengo ni idea»

El mandatario ha indicado que el momento para hablar sobre el asunto «igual llegará» más adelante, pero ha insistido en que «ahora no», según ha recogido el diario «The Wall Street Journal»

MadridActualizado:

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha afirmado que desconoce si el autor del tiroteo del domingo en Las Vegas, donde murieron 59 personas y más de 500 resultaron heridas, tenía algún tipo de vínculo con el grupo yihadista Estado Islámico (EI).

«No tengo ni idea», ha sostenido Trump a los periodistas a bordo del Air Force One a su regreso de Puerto Rico al ser preguntado sobre si cree que el autor de la masacre, Stephen Paddock, pudo mantener algún vínculo con el Daesh.

Aunque Daesh ha asumido la autoría del tiroteo, el FBI ha descartado por ahora cualquier vínculo de Paddock, de 64 años, con grupos terroristas extranjeros.

Trump, quien viajará este miércoles a Las Vegas (Nevada) para reunirse con las autoridades locales y familiares de las víctimas del tiroteo, ha insistido en retratar a Paddock como alguien «enfermo» y «demente».

Paddock disparó el domingo por la noche desde una habitación del hotel Mandalay Bay con armas automáticas contra los miles de asistentes a un festival de música country y después se quitó la vida.

Marilou Danley, pareja de Paddock, ha sido declarada «persona de interés» en la investigación, según ha confirmado en una conferencia de prensa el alguacil del condado de Las Vegas, Joe Lombardo.

La pareja residía en Mesquite, a unos 130 kilómetros del lugar del suceso y donde la Policía encontró este lunes 19 armas de fuego.Paddock poseía otras 23 en su habitación del Mandalay Bay, además de explosivos. Lombardo agregó que se han encontrado otras siete armas de fuego en una residencia más del atacante, situada en Reno (Nevada).

«¿Se radicalizó esta persona sin que tuviéramos conocimiento de ello? Estamos intentando contestar esa pregunta», ha reconocido Lombardo.

Trump, por su parte, ha evitado tras la masacre hablar del control de las armas de fuego en EE.UU., aunque ha reconocido a bordo del Air Force One que «quizá» ese debate se abra «en algún momento».

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha aseverado este martes que «no es el momento» adecuado para abrir un debate sobre el control de armas en el país tras la masacre que tuvo lugar el domingo por la noche en la localidad de Las Vegas, donde un hombre mató a 59 personas e hirió a más de 500 durante un concierto.

«No» a abrir el debate de las armas

El mandatario ha indicado que el momento para hablar sobre el asunto «igual llegará» más adelante, pero ha insistido en que «ahora no», según ha recogido el diario 'The Wall Street Journal'.

La portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders, ha manifestado que «no es el momento adecuado para mantener una discusión política al respecto» dado que la nación se encuentra «de luto» por lo sucedido en la explanada situada frente al Mandalay Bay Casino, donde se encontraban reunidas unas 22.000 personas en el momento en que se produjo el ataque.

«Creo que una de las cosas que no queremos es aprobar leyes que no logren evitar que este tipo de situaciones se repitan», ha indicado Sanders. «Pienso en Chicago, donde hay unas 4.000 víctimas al año relacionadas con el uso de armas. Allí tienen una de las leyes más rígidas sobre el control de armas y eso no ha cambiado nada", ha manifestado.

«Así que cuando llegue el momento de mantener esta discusión deberíamos pensar en cosas que tengan un verdadero impacto», ha añadido.

Trump ha señalado este martes que el tiroteo durante el concierto del grupo Josh Abbott Band fue obra de «un hombre enfermo y loco», sin entrar a valorar otros tipos de hipótesis.

Así, el presidente ha evitado confirmar que se trate de un acto terrorista y únicamente se ha limitado a identificar a Stephen Craig Paddock, señalado por las fuerzas de seguridad como el autor de la masacre, como «un individuo muy, muy enfermo».

«Muchos problemas, supongo, y lo analizaremos de forma muy seria», ha dicho durante una rueda de prensa en Washington, antes de partir hacia Puerto Rico, donde ha constatado la situación de la isla tras el paso del huracán 'María'.