Theresa May y Donald Trump, en una imagen del pasado 25 de mayo
Theresa May y Donald Trump, en una imagen del pasado 25 de mayo - EFE

May se planta contra Trump por retuitear material racista

«Theresa, no te centres en mí, céntrate en tus terroristas islámicos destructivos del Reino Unido; ¡nosotros estamos bien!», escribió el presidente

LONDRESActualizado:

El presidente estadounidense, Donald Trump, «cometió un error» al retuitear videos islamófobos de un grupo de extrema derecha británico, pero la relación entre Londres y Washington sobrevivirá, ha afirmado este el jueves la primera ministra británica, Theresa May.

El Gobierno británico ha vuelto a reiterar que Donald Trump cometió un error al retuitear los vídeos que colgó en su twitter la líder del partido de extrema derecha y xenófobo Britain First. Hoy la ministra del Interior, Amber Rudd ha repetido que el presidente estadounidense estaba «equivocado» al haberlo hecho como aseguró ayer un portavoz de la propia Theresa May.

A pesar de eso, durante una sesión especial de preguntas en el Parlamento por este asunto pedida por un diputado laborista, Rudd admitía pocos segundos después que la relación entre Estados Unidos y Reino Unido es «valiosa» y el reparto de información confidencial entre ambos países es «vital».

Todo después de que el propio Trump contestara directamente a la primera ministra en Twitter, donde escribía «Theresa May, no te preocupes por mí, preocúpate por el destructivo terrorismo radical islámico que tiene lugar dentro del Reino Unido. ¡Nosotros estamos bien!».

Esta misma mañana un portavoz de Downing Street se limitaba a responder que la «premier», que se encuentra en un viaje sorpresa en Irak, está completamente enfocada en lidiar con el terrorismo dentro de las fronteras británicas.

Quien también se ha involucrado en esta controversia es el alcalde de Londres Sadiq Khan, que ya ha tenido algún cruce de palabras antes con Trump cuando fue acusado por el presidente de permitir el atentado terrorista del London Bridge. Khan, musulmán, pidió a May que cancelara la visita prevista de Trump al país, que tendrá lugar el año que viene, y exigió una disculpa por parte del político norteamericano.

Las críticas también han llegado del partido laborista, del que forma parte el propio Khan. Su líder, Jeremy Corbyn señaló ayer que esperaba la condena por parte del Gobierno británico de los tuits de Trump porque son «aborrecibles, peligrosos y una amenaza para la sociedad británica». Varios de sus diputados ya han pedido también que May retire la invitación al presidente estadounidense.

La polémica

La polémica surgía ayer cuando Trump retuiteaba tres mensajes en esta red social subidos por la política Jayda Fransen, líder del partido de extrema derecha y xenófobo Britain First en el que se mostraban actitudes violentas de supuestos musulmanes. Videos titulados, por ejemplo, "Musulmán destruye estatua de la Vírgen María" y "Pandilla musulmana lanza a adolescente desde un tejado y le da una paliza de muerte".

El presidente de Estados Unidos, lejos de retractarse y retirar los tweets ha continuado con la polémica que ha despertado la indignación de la sociedad británica.