Internacional

El Tribunal Supremo confirma las trabas de Maduro al referéndum revocatorio

El máximo órgano judicial exige a cada uno de los 23 estados y al distrito capital que reúnan el 20% de las firmas del electorado para que se pueda activar oficialmente la consulta contra el presidente de Venezuela

Si uno si uno de los estados o la capital no alcanza ese porcentaje, se anula todo el proceso iniciado en abril

Nicolás Maduro, durante una reunión sobre desarrollo urbano, este lunes en Quito
Nicolás Maduro, durante una reunión sobre desarrollo urbano, este lunes en Quito - EFE

El Tribunal Supremo ha confirmado los obstáculos del sector chavista contrario a la celebración del referéndum revocatorio contra el presidente Nicolás Maduro, que exige la oposición venezolana. La Sala Electoral del alto tribunal ha aprobado una sentencia en la que se exige que cada uno de los 23 estados y el distrito capital deben reunir el 20% de las firmas del electorado para que se pueda activar oficialmente el revocatorio, en lugar de conseguir ese porcentaje a nivel nacional, como establece la Constitución y reclama la oposición.

Esta decisión del lunes por la noche pone en peligro la convocatoria oficial de la recogida de las firmas prevista entre 26 y 28 de octubre, pues si uno de los 23 estados o el distrito capital no alcanza el 20% requerido se anula todo el proceso iniciado el pasado abril con el 1% de solicitudes.

La magistrada Indira Maira Alfonzo Izaguirre es la autora de la sentencia, en la que se señala que la «convocatoria del referendo revocatorio requiere reunir el 20% de las manifestaciones de voluntad del cuerpo electoral en todos y cada uno de los estados y del distrito capital. La falta de recolección de ese porcentaje en cualquiera de los estados o del distrito capital, haría nugatoria la válida convocatoria del referendo revocatorio presidencial». La sentencia precisa que la etapa de recogida de firmas «no puede ni debe confundirse con el referéndum en estricto sentido, en el cual sí participa la totalidad del padrón electoral».

Pero el dictamen judicial desconcierta por su ambigüedad, al señalar que «la recolección de las manifestaciones de voluntad no constituye en ningún caso, por consiguiente, ni una consulta, ni un referendo, ni un plebiscito».

Eugenio Martínez, periodista experto en cuestiones electorales, recordó que para activar del revocatorio contra el fallecido presidente Hugo Chávez en 2004 la recogida del 20% de las rúbricas se hizo por circunscripción nacional.El experto resaltó que esta nueva exigencia de recaudar las rúbricas por estado, añadida a la localización de las máquinas captahuellas, dificulta que la oposición pueda recoger la cantidad necesaria.

La Asamblea Nacional, dominada por la oposición, manifestó el pasado viernes que no acatará ninguna decisión del Supremo que vulnere los derechos ciudadanos y constitucionales. Pese a las denuncias sobre las trabas del Tribunal Supremo y el Consejo Nacional Electoral (CNE) para que no se celebre la consulta, la oposición promete una participación masiva en la recogida de las firmas.

Protestas en la calle

«Será un revocatorio moral», sostiene el secretario ejecutivo de la Mesa de Unidad Democrática (MUD), Jesús «Chúo» Torrealba, quien afirma que el «firmazo» cuenta entre 9 y 14 millones de electores, con lo que debería ser suficiente para que Maduro renunciara. Torrealba expresó que millones de venezolanos presentarán sus firmas para revocar a Maduro. Por lo que aseguró que «inventen lo que quieran que en ocho días la marejada en la calle será histórica».

La oposición exige que el revocatorio se celebre antes del 10 de enero de 2017 para que entonces se puedan convocar elecciones anticipadas. Pero el Consejo Nacional Electoral ya ha manifestado que solo será posible a partir de febrero del próximo año.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios