Internacional

Un tribunal egipcio anula la condena a muerte del expresidente islamista Mohamed Mursi

El exmandatario fue condenado a muerte en mayo de 2015, junto a otros 105 miembros de los Hermanos Musulmanes, por su huida de la cárcel de Wadi Natrun durante la revolución de 2011

El expresidente Mohamed Mursi
El expresidente Mohamed Mursi - REUTERS

El tribunal de casación de El Cairo ha revocado este martes la pena capital que pesaba sobre el expresidente islamista Mohamed Mursi por el asalto y su fuga de prisión en 2011. Contra Mursi, de la ahora proscrita cofradía de los Hermanos Musulmanes, se mantienen dos condenas a cadena perpetua por casos de espionaje, que sus abogados han recurrido, y 20 años por instigación a la violencia contra manifestantes en 2012. El exmandatario fue condenado a muerte en mayo de 2015, junto a otros 105 miembros de los Hermanos Musulmanes.

La Justicia egipcia ha ordenado la repetición del juicio al expresidente, cesado en 2013, y a otras importantes figuras de la Hermandad Musulmana, como el líder supremo Mohamed Badie, el segundo al mando Rashad Bayoumy y el portavoz parlamentario del grupo islamista Saad El Katani, que también habían recibido penas de muerte en el mismo caso. Otras 21 personas han visto revocadas sus sentencias a cadena perpetua.

Se le acusó de «saquear los depósitos de armas» de la prisión, liberar a otros prisioneros, intento de asesinato y asesinato

El expresidente Mursi había sido acusado de «destruir y prender fuego» al complejo carcelario de Wadi El Natrun, donde cumplía condena a principios de 2011. Cuando la revolución estalló, las fuerzas policiales se vieron desbordadas y se produjeron fugas masivas de varias prisiones, que Mursi habría aprovechado para recuperar la libertad. Por el asalto y fuga de la cárcel se le ha acusado de «saquear los depósitos de armas» de la prisión, liberar otros prisioneros, intento de asesinato y, finalmente, asesinato.

Con esta decisión judicial, el primer presidente electo en Egipto tras la caída de Hosni Mubarak evita su única pena capital a la espera de la repetición del juicio. Mursi continúa inmerso en tres procedimientos judiciales: el conocido como caso de espionaje de Qatar, por el que fue condenado en primera instancia a cadena perpetua; un segundo caso de espionaje en el que se le acusa de conspiración contra el Estado con ayuda de grupos como el palestino Hamás o el libanés Hizbolá, y un último caso, menor, por «insultar a la judicatura».

Uso de información sensible

Mientras la sesión de apelación en el caso de espionaje de Qatar, en el que se le acusa de traficar información sensible a la seguridad del Estado al pequeño país del Golfo, se celebrará el próximo 27 de diciembre, sobre Mursi fue confirmada a finales de octubre su primera condena en firme a 20 años de cárcel por «uso de fuerza y violencia», así como «retención de personas» y «maltrato y tortura» de manifestantes que protestaban contra su gestión frente al Palacio Presidencial de Ittihadeya en diciembre de 2012. Meses después, el Gobierno islamista de Mursi era derrocado por los militares, con el actual presidente Abdelfatah Al Sisi al frente.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios