Tres bomberos españoles, a juicio por presunto tráfico de personas en la isla de Lesbos

Declaran hoy ante el juez por rescatar a cientos de sirios en las aguas del mar Egeo

Los voluntarios, de origen sevillano, se enfrentan a una pena de diez años de prisión

Corresponsal en AtenasActualizado:

Hoy comienza en el Tribunal de Mitilini, capital de la isla de Lesbos, el juicio a tres bomberos sevillanos –Manuel Blanco, Julio Latorre y Quique Rodríguez– acusados de tráfico ilegal de personas en grado de tentativa mientras efectuaban labores de salvamento junto con otros dos salvadores daneses.

Los tres bomberos, miembros de la asociación PROEM-AID (Professional Emergency Aid), fueron detenidos en enero de 2016 durante sus actividades de rescate a refugiados por las autoridades griegas. Los tres escucharon con sorpresa cómo sus actividades fueron equiparadas con el tráfico ilegal de personas en grado de tentativa durante la vista previa al juicio. Finalmente fueron liberados tras 72 horas detenidos y tras la vista pudieron abandonar la isla abonando 15.000 euros de fianza (5.000 por cada uno). PROEM-AID está registrada ante las autoridades helenas y se había ganado el prestigio por su buen trabajado en las costas occidentales de la isla de Lesbos.

Desde su liberación, estos bomberos y su asociación luchan para que el esfuerzo voluntario de «los que defienden la dignidad y derechos de las personas más vulnerables» se reconozca y para «que no se pueda sancionar penalmente a las personas que facilitan la entrada o tránsito no autorizado de refugiados e inmigrantes por razones humanitarias».

Su petición lleva recogidas más de 164.000 firmas y su asociación fue la primera de toda la UE en entrevistarse con Dimitris Avramopoulos, el Comisario de Inmigración, Asuntos Internos y Ciudadanía de la Comisión Europea. Sus miembros participan en mesas redondas sobre este tema en el Parlamento Europeo y consideran que este caso es «tan simbólico» que podría servir para hacer presión a nivel europeo.

El arresto de los tres bomberos, que se encontraban navegando en una barcaza prestada por Team Humanity, una ONG danesa, porque la suya presentaba una avería, fue muy duro: una patrulla marítima helena les invitó a regresar a puerto tras una falsa alarma junto con otros dos voluntarios daneses (de origen sirio) que se encontraban con ellos y que también serán juzgados hoy.

«Cansados y nerviosos»

«Cansados y nerviosos», así ha descrito a ABC el estado de ánimo los tres acusados Onio Reina, presidente de PROEM-AID. Los bomberos se presentarán a las nueve y media de la mañana, hora en la que han sido citados. Con ellos estarán el Cónsul español Juan Sáenz de Heredia y muchos medios griegos y extranjeros, así como otras asociaciones dedicadas al salvamento y protección de refugiados.

Este juicio coincide con otra vista, la de seis personas que fueron detenidas durante una protesta durante la visita de Alexis Tsipras a la isla el jueves pasado, acusados de alteración de la paz, daños materiales e intentos de lesiones corporales.

Las autoridades griegas ven que, a pesar del acuerdo entre Turquía y la Unión Europea, siguen llegando inmigrantes irregulares a las costas helenas y que no todos llegarán a ser identificados como refugiados. Este mismo domingo, más de 300 llegaron a las islas del Egeo mas cercanas a la costa turca.