May responde a preguntas en la Cámara de los Comunes, en una captura de vídeo de los servicios del Parlamento
May responde a preguntas en la Cámara de los Comunes, en una captura de vídeo de los servicios del Parlamento - Afp

Theresa May evita contestar qué votaría en un segundo referéndum sobre el Brexit

Reconoce que abogó por la permanencia en 2016 «por buenas razones», pero matizó que «las circunstancias cambian»

Corresponsal en LondresActualizado:

Desde el primer momento, Theresa May vio que era una pregunta trampa. La primera ministra británica eludió responder qué votaría en un eventual segundo referéndum para el Brexit en un programa de la cadena de radio LBC, en el que aseguró que no contesta a preguntas hipotéticas sin llegar a despejar esta duda.

Se negó hasta en tres ocasiones y, ante la insistencia del locutor, May lo dejó claro: «Puedo estar sentada aquí y podría decir que aún votaría por la permanencia o que votaría por la retirada sólo por darle una respuesta a su pregunta», dijo.

Además de esto, la primera ministra confirmó que optó por la permanencia en el referéndum de junio de 2016 y lo hizo por «buenas razones, pero las circunstancias cambian».

Y es que May tiene ahora que comandar un proceso en el que no creía, una de las críticas que más abundan entre sus adversarios políticos, fuera e incluso dentro de su partido.

No habrá otro referéndum

La «premier» continuó con la entrevista y terminó asegurando en ella que no va a haber otro referéndum y esa es una parte «absolutamente crucial», zanjó.

May habló también de nuevo de la situación de los ciudadanos comunitarios en Reino Unido, a los que en varias ocasiones ha manifestado su intención de que se queden.

A pesar de eso se pronunció sobre lo que cree que pasaría si finalmente no se llegase a un acuerdo con la Unión Europea en este aspecto. «Algunos derechos desaparecerán», señalaba, aunque matizaba justo después: «Pero no vamos a deportar ciudadanos de la Unión Europea que vivan ahora mismo aquí en un futuro cercano».