El presidente iraní, Hasan Rohaní, durante su intervención en la televisión pública de su país
El presidente iraní, Hasan Rohaní, durante su intervención en la televisión pública de su país - AFP

Teherán «continuará» en el acuerdo si se garantizan sus intereses

Rohaní avisa, sin embrgo, que, «en caso necesario», no descarta retomar el enriquecimiento de uranio

TEHERÁNActualizado:

El presidente iraní, Hasan Rohaní, no tardó en reaccionar al anuncio de Trump de que abandonaba el acuerdo nuclear suscrito por su antecesor, Barack Obama, en 2015. En una comparecencia en la televisión pública iraní, Rohaní afirmó que Irán «continuará» en el acuerdo si se garantizan sus intereses y que tomará «decisiones» más adelante en caso contrario. «Debemos ser pacientes para ver cómo los otros países reaccionan», dijo Rohaní en su discurso aludiendo al resto de firmantes del pacto: Rusia, China, Reino Unido, Francia y Alemania.

El mandatario iraní informó de que ha pedido a su ministro de Exteriores, Mohamad Yavad Zarif, que en las próximas semanas negocie con los países europeos, Rusia y China. «Si al final de este periodo llegamos a la decisión de que los otros países pueden darnos lo que Irán quiere, continuaremos con el acuerdo y haremos todo lo posible por la paz en la región», subrayó.

En caso contrario, si Irán no logra conseguir sus «objetivos» ni los «beneficios» del pacto, Rohaní advirtió de que tomarán «un camino muy evidente». Al respecto, el presidente dijo que ha ordenado a la Organización Iraní de Energía Atómica que esté preparada para adoptar medidas «en caso necesario», incluido retomar el enriquecimiento de uranio, que había detenido como cumplimiento de una de las clausulas del acuerdo, a cambio de que EE.UU. retirará las sanciones económicas contra Teherán. Algo que el actual inquilino de la Casa Blanca ha vuelto a imponer «al más alto nivel», informa Efe.

Una decisión que Rohaní calificó de «inaceptable» y de «guerra psicológica y económica». Asimismo, aseveró que Irán no ha hecho «nada incorrecto» y ha cumplido con «todas sus responsabilidades». «Irán cumple con sus acuerdos y EE.UU. es un país que nunca mantiene sus promesas (...) No han hecho más que poner firmas vacías en el papel», criticó.

Arabia Saudí, satisfecho

Quien sí se mostró satisfecho ante la decisión de Trump fue Arabia Saudí, que aseguró hoy que apoya la estrategia del presidente estadounidense y dio la bienvenida al anuncio de la retirada de EE.UU. del acuerdo.

«El reino reafirma su apoyo y da la bienvenida a la estrategia que fue anunciada anteriormente por el presidente de EE.UU. respecto a Irán», indicó la agencia de noticias estatal saudí, SPA

Destacó que Arabia Saudí espera que la comunidad internacional tome «una postura decisiva y unida respecto a Irán y sus actos agresivos que sacuden la estabilidad de la zona».

Riad es el principal rival árabe de Teherán, al que acusa de interferir en los asuntos de los países vecinos, sobre todo, en la zona del golfo Pérsico, apoyando a movimientos armados chiíes o minorías de esta confesión religiosa. Arabia Saudí se opuso desde el primer momento al pacto nuclear, lo cual hizo que sus relaciones con Washington se deterioraran hasta la llegada a la Casa Blanca de Trump.

Turquía, oportunidad de negocio

Menos optimista se mostró ayer Turquía. El portavoz de la Presidencia , Ibrahim Kalin, criticó la decisión de Trump al asegurar que traerá «inestabilidad».

«La retirada unilateral de EE.UU. del acuerdo nuclear es una decisión que será causa de inestabilidad y de nuevos enfrentamientos», escribió Kalin en su cuenta oficial en la red Twitter. «El acuerdo, que es multilateral, continuará con los demás países. Turquía, que en todo momento se ha opuesto a las armas nucleares, continuará de forma decidida», agregó el portavoz.

Por su parte, el ministro de Economía turco, Nihat Zeybekçi, avanzó que la retirada estadounidense del pacto puede ser una «oportunidad» para incrementar los negocios con Irán.