Internacional

Suspenden a diez instructores por obligar a unas niñas a cruzar una charca con dos serpientes pitón en Malasia

En un vídeo, las pequeñas gritan de miedo mientras sus monitores les lanzan manguerazos de agua, aumentando su nerviosismo

Vídeo en que los monitores de un campamento obligan a unas niñas a cruzar una charca con dos serpientes pitón dentro, en Malasia - YOUTUBE
EP Madrid - Actualizado: Guardado en:

Cuatro instructores y seis asistentes de instrucción han sido suspendidos de empleo en la Brigada de Defensa Civil de Kuala Kangsar, al noroeste de Kuala Lumpur, en Malasia, después de que se difundiera un vídeo en el que aparecen obligando a unas niñas a cruzar una charca con dos serpientes pitón en su interior. Según informa el diario «The New Straits Times», los diez trabajadores han sido suspendidos tras la difusión del polémico vídeo, que ha desatado la indignación de los ciudadanos malasios, y se les ha prohibido que participen en programas de entrenamiento de niños.

La sanción ha sido decidida por la dirección de la Brigada de Defensa Civil de Kuala Kangsar tras ver el vídeo de las estudiantes, en el que se les puede ver completamente asustadas intentando cruzar una charca en la que los monitores habían arrojado dos serpientes pitón. Las niñas gritan de miedo mientras sus monitores les obligan a intentar cruzar la charca e incluso les lanzan manguerazos de agua, aumentando más el nerviosismo de las niñas.

El coronel Mohd Noor Hasan Ashari Sulaiman, director de la unidad en la que sucedieron los hechos, ha contado al diario «Harian Metro» que esta práctica incumple la normativa del centro y que tuvo lugar durante un campamento de entrenamiento. Las primeras investigaciones, según el coronel, han confirmado que los monitores lanzaron dos serpientes pitón a la charca y luego obligaron a las niñas a cruzarla en grupo. «La dirección del centro está contrariada por el incidente porque los instructores han incumplido claramente las normas», ha afirmado. «Este fallo no debería haber ocurrido», ha añadido, antes de asegurar que el centro «investigará» a todos los monitores «para garantizar que reciben la sanción apropiada» de acuerdo con la normativa del centro. El coronel ha señalado que el incidente tuvo lugar en uno de los campamentos de entrenamiento que forman parte de un programa que comenzó en 2012 y por el que han pasado 1.622 estudiantes sin que se hubieran registrado episodios como este con anterioridad.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios