Internacional

El socialismo, dividido y hundido ante las primarias de enero

Hollande, Valls, Macron y Mélenchon se juegan el liderazgo de un PS «roto» en los sondeos

Manuel Valls y François Hollande, el pasado mes de junio
Manuel Valls y François Hollande, el pasado mes de junio - AFP
J.P.QUIÑONERO Corresponsal En París - Actualizado: Guardado en:

El socialismo y las izquierdas francesas se han hundido en la crisis más grave de su historia: crisis de ideas, crisis de proyecto, crisis electoral, balcanización de socialismos e izquierdas, con muchos flecos cainitas.

A cinco meses de la primera vuelta de las próximas elecciones presidenciales, a finales de abril, François Hollande, presidente, y Manuel Valls, primer ministro, solo tienen un 9% de intención de voto: la peor perspectiva en toda la historia del PS. Hollande debiera decidir si se presenta o renuncia a presentar su candidatura a una improbable reelección. Valls sueña con presentarse. En los sondeos de opinión, ambos se encuentran en el podio de los dirigentes peor calificados en toda la historia de la V República.

El PS, por su parte, tiene prevista una elección primaria, a mediados de enero, para elegir su propio candidato a la elección presidencial, si Hollande renunciase. Dos exministros, Arnaud de Montebourg y Benoît Hamon, son candidatos al puesto. La pareja Montebourg-Hamon estima que la pareja Hollande-Valls han hundido al Partido Socialista y al socialismo francés.

Entre la pareja Hollande-Valls y las primarias del PS, otro exministro, Emmanuel Macron, sin partido, sin experiencia política, aspira a presentarse como el «gran renovador», haciendo solitaria campaña en la tierra de nadie de un «centro izquierda» hoy por hoy invisible.

A la izquierda del PS

Hay otros candidatos de izquierda. Jean-Luc Mélenchon estará apoyado por el PCF (sin candidato propio) y el Frente de izquierdas (izquierda rupturista). Yannick Jadot es el candidato de Europe Écologie-Les Verts. En el mejor de los casos, Mélenchon tiene entre 10 y 12% de intención de voto. El candidato ecologista no llega al 5%.

Al día de hoy, juntos, todos los candidatos de izquierdas (socialista, comunista, ecologista, etcétera) pesan menos en intenciones de voto que Marine Le Pen, la candidata del Frente Nacional (FN, extrema derecha).

Se trata de una humillación histórica, que Michel Wieviorka, uno de los grandes sociólogos de Francia, próximo al Partido Socialista durante varias décadas, describe de este modo: «La decadencia de la izquierda es una realidad masiva, histórica. Tras el hundimiento del comunismo, la socialdemocracia da signos de agotamiento por todas partes. En Francia, la fragmentación de los socialismos y las izquierdas es una evidencia. Entre la derecha de la izquierda (Manuel Valls y Emmanuel Macron) y la izquierda socialista solo hay un inmenso vacío. Y la idea misma de “izquierda” está hoy amenazada».

En un artículo muy cruel, publicado en «Le Monde», Michel Wieviorka continúa su análisis de la coyuntura francesa, en estos términos: «Solo Fillon y el conservadurismo clásico pueden hoy resistir al populismo de la extrema derecha. En cinco años, Hollande y el PS han arruinado la idea misma de izquierda».

Otro sociólogo célebre, Alain Touraine, padre de la ministra de Sanidad, Marisol Touraine, estima, por su parte, que, en verdad, la socialdemocracia europea, en general, y el socialismo francés, en particular, se encuentran en estado de «descomposición».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios