Internacional

Santos y «Timochenko» firman el nuevo acuerdo de paz entre el Gobierno de Colombia y las FARC

El presidente de la República destaca que el documento suscrito «sienta las bases de una paz estable y duradera»

El documento será refrendado por el Congreso la próxima semana y no se someterá a plebiscito, como el primero

Juan Manuel Santos y «Timochenko», durante la ceremonia de firma del nuevo acuerdo de paz - Afp
Manuel Trillo - @manueltrillo - Actualizado: Guardado en:

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, y el líder de las FARC, «Timochenko», han firmado este jueves en Bogotá el nuevo acuerdo de paz entre el Gobierno y la guerrilla, una segunda versión del documento suscrito el pasado 26 de septiembre en Cartagena de Indias y rechazado días después por los ciudadanos en un plebiscito.

El acuerdo de paz, cerrado en La Habana el pasado día 12 entre los negociadores del Gobierno y la guerrilla, y al que se oponen los principales abanderados del «no» en la consulta popular del 2 de octubre, será refrendado la próxima semana por el Congreso, sin pasar esta ver por las urnas, según la decisión de Santos.

La firma ha tenido lugar de nuevo con un «balígrafo» (un proyectil convertido en estilográfica), ante unos 800 invitados en el teatro Colón de la capital colombiana, en un acto más sobrio que la multitudinaria que se celebró hace ya casi dos meses en Cartagena de Indias, a la que acudieron 2.500 personas, entre ellas decenas de dignatarios internacionales. Este jueves tampoco había guayaberas, sino que tanto Santos como «Timochenko» vestían chaqueta.

Entre los asistentes en esta ocasión no se encuentran los parlamentarios de Centro Democrático, el partido del ex presidente Álvaro Uribe. Él y el también ex mandatario Andrés Pastrana fueron los principales defensores del «no» en el plebiscito y también las principales cabezas visibles del rechazo al nuevo acuerdo de paz firmado este jueves por Juan Manuel Santos y «Timochenko».

Según la agenda prevista, el presidente de la República y el líder de la guerrilla son los dos únicos en tomar la palabra durante el acto.

Santos: «El acuerdo definitivo»

Juan Manuel Santos ha destacado en su intervención que la paz es «un sueño» que los colombianos llevan buscado «desde hace años, décadas, siglos» y que el conflicto «tiene un coste demasiado doloroso». El nuevo acuerdo sienta, a su juicio, «las bases de una paz estable y duradera».

Según el presidente del país, el «acuerdo del teatro Colón» es «el definitivo», después de que se recogieran durante 40 días los «aportes» de distintos partidos y colectivos sociales, tanto partidarios del «sí» como del «no» en el plebiscito.

Santos confía en que el Congreso refrende el acuerdo la próxima semana, con lo que comenzará el plazo de 180 días para la desmovilización de las FARC y los 150 días para la entrega de las armas a la ONU. El jefe del Estado anunció que convocará a todos los partidos para la implementación y justificó que no se consulte de nuevo a los ciudadanos para referendar el acuerdo en que el Congreso «representa directamente al pueblo» y es «la esencia de la democracia».

«Timochenko» pide un «gobierno de transición»

Antes habló Rodrigo Londoño Echeverri, alias «Timochenko», quien reclamó una implementación del acuerdo de paz «pronta y eficaz», para lo que pidió «un gobierno de transición» que garantice un «cumplimiento cabal de los acuerdos de La Habana». «No habrá más violencia entre colombianos por razones políticas», señaló el líder de la guerrilla, que demandó que se garantice «el derecho a disentir, a hacer oposición» y abogó por que «la palabra sea la única arma de los colombianos».

También «Timochenko» consideró que este es el acuerdo de paz «definitivo» y destacó que incluye las propuestas de los defensores del «no» en el plebiscito de octubre. En su opinión, las partes introdujeron «importantes cambios a los textos antiguos hasta convertir el acuerdo de paz en definitivo» y «nadie debe quedarse fuera de él».

La ceremonia de la firma del acuerdo de paz entre el Gobierno colombiano y las FARC comenzó con la interpretación a capela del himno nacional por Cecilia Silva Caravallo, del grupo cartagenero Tambores del Cabildo.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios