Internacional

Santos ratifica a De la Calle y lo incluye dentro del equipo negociador de los nuevos acuerdos

El presidente colombiano no hace caso a su dimisión y quiere que forme parte de las conversaciones con la oposición uribista para buscar la paz con las FARC

El presidente colombiano Juan Manuel Santos
El presidente colombiano Juan Manuel Santos - EFE
EFE - @abc_es Bogotá - Actualizado: Guardado en:

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, ratificó este lunes en el cargo al jefe del equipo de paz del Gobierno, Humberto de la Calle, y lo nombró junto con los ministros de Exteriores y de Defensa interlocutor con la oposición uribista para reconducir la negociación con las FARC.

Santos dijo que designó a De la Calle, así como a la canciller, María Ángela Holguín, y al ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, para que comiencen los diálogos que «permitan abordar todos los temas necesarios para tener un acuerdo y culminar con éxito el sueño de toda Colombia de terminar la guerra con las FARC».

«El país necesita unidad. Tenemos que dejar atrás las rencillas, los odios y la polarización que tanto daño nos hace», argumentó en una declaración en la Casa de Nariño donde se reunió con líderes políticos a la que no acudió el Centro Democrático, partido liderado por el expresidente Álvaro Uribe.

El gobernante dio así un espaldarazo al jefe negociador, quien este lunes puso a disposición del mandatario su cargo tras el triunfo del «no» en el plebiscito celebrado la víspera para consultar a los colombianos sobre el acuerdo de paz firmado el pasado 26 de agosto con las FARC.

Santos dijo, además, que recibió «con entusiasmo» que el Centro Democrático, cabeza visible del «no» en el plebiscito, designara a tres portavoces «para sentarse a dialogar y llevar a feliz término el proceso de paz».

En un comunicado difundido previamente, ese partido anunció la designación del ex candidato presidencial Óscar Iván Zuluaga, de su compañero de fórmula en las elecciones de 2014 Carlos Holmes Trujillo y el senador Iván Duque para reunirse «con los delegados que el Gobierno designe». «Vamos a continuar. Vamos a seguir poniendo todo nuestro empeño para dejar a las próximas generaciones un país en paz, tranquilo, sin conflicto armado. El país que se merecen», subrayó.

Santos afirmó que se reunió con los portavoces de los partidos que forman parte de la Unidad para la Paz y con los presidentes del Senado, Mauricio Lizcano, y de la Cámara de Representantes, Miguel Ángel Pinto, para tratar la coyuntura del proceso con las FARC tras la derrota en el plebiscito.

«Les agradezco su respaldo para seguir buscando la paz y para establecer los diálogos necesarios para no echar al traste casi seis años de grandes esfuerzos que culminaron con el acuerdo con las FARC», resaltó. El mandatario dijo anoche al reconocer el triunfo del «no» que abriría un diálogo político con todos los partidos.

«Mañana mismo convocaré a todas las fuerzas políticas, y en particular a las que se manifestaron hoy por el 'no', para escucharlas, abrir espacios de diálogo y determinar el camino a seguir», dijo. Santos agradeció «las manifestaciones de apoyo y de estímulo para no desfallecer en la búsqueda de la paz» que, aseguró, ha recibido de varios jefes de Estado.

«Con la voluntad de paz de todas las partes, estoy seguro de que podremos llegar pronto a soluciones satisfactorias para todos. De ser así, el país saldría ganando y el proceso terminaría fortalecido. De nuestra parte, existe toda la voluntad y la determinación para que así sea», concluyó.

Sin embargo, pidió «actuar con prontitud y poner límites de tiempo», al señalar que «la incertidumbre y la falta de claridad sobre lo que sigue ponen en riesgo todo lo que hasta ahora se ha construido» en materia de paz.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios