La UE sancionará a jerarcas del chavismo por la represión

La decisión afecta a siete altos cargos y será adoptada sin discusión porque ya existe acuerdo previo

Corresponsal en BruselasActualizado:

Los países miembros de la UE aprobarán este jueves una primera tanda de sanciones contra varios altos cargos del régimen venezolano de Nicolás Maduro por su participación en la represión de la oposición democrática. Los socios constatarán que la situación en el país se sigue deteriorando y que las autoridades no toman medidas para resolverla. Se había esperado a ver si las negociaciones entre el régimen y la Asamblea Nacional llegaban a alguna parte, pero finalmente, ante la ausencia de avances los europeos han decidido lanzar un mensaje hacia Caracas.

Serán los embajadores reunidos en Bruselas los que abordarán este jueves el asunto en una reunión ordinaria en la que la cuestión de las sanciones ha sido incluida en la agenda como un punto en el que no será necesaria la discusión porque existe un acuerdo previo. Según fuentes europeas, la decisión afecta a siete personas, aunque la lista no se conocerá hasta que no esté publicada en el Boletín Oficial de la UE, para evitar que los afectados tomen medidas para zafarse, en el caso de que se dicten providencias de congelación de haberes en Europa.

Una vez aprobada por los embajadores, aún falta el visto bueno formal por de los ministros, aunque esto puede hacerse por procedimiento escrito o puede hacerse en persona en la reunión prevista para el lunes que viene en Bruselas. Además de la congelación de activos en territorio europeo, también se les prohíbe a los afectados entrar en la Unión.

Embargo de armas

La UE ya decidió en noviembre imponer un embargo de armas y de equipos militares o civiles que puedan ser usados para reprimir o acosar a la población y advirtió a los responsables venezolanos de que se arriesgaban a ser objeto de medidas selectivas si no cesaban en su política de acoso a los disidentes. El país que más ha dudado a la hora de dar este paso ha sido Grecia, cuyo gobierno está en manos de la formación populista Syriza. Sin embargo, la mayoría de los estados, encabezados por España consideran que las llamadas al diálogo no están dando resultado y que el proceso de normalización no avanza. Al contrario, creen que el diálogo sirve sobre todo para que Maduro gane tiempo en su huida hacia adelante, en dirección a las próximas elecciones presidenciales.

La paradoja de la política exterior europea es que al mismo tiempo se está llevando a cabo un proceso de normalización acelerada con la dictadura cubana. La Alta Representante, Federica Mogherini, viajó hace poco a La Habana para la puesta en marcha del acuerdo de asociación que abre las puertas a una cooperación más activa con la dictadura, a pesar de que en Cuba no ha habido ningún gesto de apertura. El presidente, Raúl Castro, ha prometido que este año abandonará el poder, pero no ha explicado cómo lo piensa materializar.