Internacional

Rusia estudia la reapertura de sus antiguas bases militares en Cuba y Vietnam

La Duma da luz verde al uso permanente de las instalaciones aéreas de Jmeimim, en Latakia (Siria)

Un avión ruso modelo Su-24 en la base aérea de Hmeimym, en la provincia de Latakia
Un avión ruso modelo Su-24 en la base aérea de Hmeimym, en la provincia de Latakia - EFE

En medio del actual pulso de fuerza con Estados Unidos y la OTAN y tras convertir en permanente su presencia aérea en Jmeimim (Siria), Rusia ha vuelto a poner sobre el tapete la posibilidad de reabrir las bases militares que tuvo en Cuba y Vietnam. Así lo aseguró este viernes el viceministro de Defensa ruso, Nikolái Pankov, sin aportar detalles ni fechas. Esta cuestión la plantea Moscú cada vez que sus relaciones con Occidente sufren un nuevo deterioro y esta vez se encuentran en un momento complicado debido a la ola de estupor que están provocando los bombardeos de la aviación rusa sobre Alepo.

En el caso de Cuba, Moscú estaría pensando en recuperar las instalaciones de Lourdes, muy cerca de La Habana. Durante 33 años fue un radar que albergó uno de los centros de espionaje soviético más importantes en el extranjero. Estuvo atendido por más de 3.000 especialistas. La base fue clausurada en el año 2000, pero la presencia rusa en la isla no cesó, ya que desde 2008 navíos de guerra enviados por el Kremlin para patrullar la zona y espiar a Estados Unidos se han avituallado en sus puertos.

Contar con bases en Cuba y Vietnam facilitaría a Moscú sus patrullajes aéreos y navales por todo el mundo

La antigua base de Cam Ranh, situada en el sur de Vietnam, estaría también en el punto de mira de Moscú. Cerrada en 2004, después de 25 años de uso, fueron las mayores instalaciones militares que la URSS y Rusia tuvieron fuera de su territorio. Contó con navíos de guerra, submarinos nucleares, aviones de combate y bombarderos de largo alcance. Esa base perteneció también a EE.UU. hasta 1972.

En noviembre de 2013, Moscú y Hanoi ya firmaron un preacuerdo para la reapertura de Cam Ranh, pero posteriormente no se desarrolló al cien por cien, salvo en un apartado que se refiere al abastecimiento de navíos rusos. Contar con bases en Cuba y Vietnam facilitaría a Rusia sus patrullas aéreas y navales a través de todo el mundo.

Tartus, también en Siria

La Duma (Cámara Baja del Parlamento ruso) dio este viernes su visto bueno a la utilización permanente de la base aérea siria de Jmeimim, en Latakia. El otro enclave fijo de Rusia en Siria es la base naval de Tartus.

Rusia tiene también presencia militar en países como Armenia, Bielorrusia, Kirguistán, mediante sendos acuerdos, y en régimen de ocupación en Ucrania, Georgia y Moldavia. Alquila además a Cabo Verde un muelle para aprovisionar sus buques de la Armada.

El difunto presidente venezolano, Hugo Chávez, también quería ver en su territorio unidades rusas y llegó a ofrecer a Vladímir Putin la apertura de bases aéreas y navales en su país, aunque no se llegó a nada concreto.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios