Internacional

Daniel Ortega arrasa en las elecciones de Nicaragua y revalida su mandato

Para los opositores, el dato de la abstención es fundamental en la cifra definitiva tras el escrutinio

Daniel Ortega arrasa en las elecciones de Nicaragua y revalida su mandato
EMILI J. BLASCO Madrid - Actualizado: Guardado en:

Daniel Ortega se disponía anoche a celebrar su tercera victoria consecutiva, en unas elecciones en las que el Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN)vetó cualquier presencia de observadores internacionales. Ortega, de 71 años, concurría a los comicios junto con su mujer, Rosario Murillo, de 65, candidata a la vicepresidencia.

Al cierre de esta edición aún no se habían ofrecido datos electorales, pero la prohibición de que se presentara el principal partido de la oposición, establecida por decisiones de la Corte Suprema y de la autoridad electoral, ambas controladas por el FSLN, arrojaba pocas dudas sobre el carácter del resultado. En anteriores elecciones, la UE alertó de que había «un retroceso en la calidad de las elecciones nicaragüenses», así como «condiciones de competencia desfavorables y de obstrucción para la oposición». Esta vez el Gobierno de Ortega ya no ha permitido ninguna observación extranjera.

Llamada a la abstención

A lo largo de la jornada electoral fue fácil corroborar la no muy nutrida asistencia a los centros de votación, en algunos casos vacíos gran parte del día, lo que estaría en concordancia con la llamada a la abstención de grupos opositores. No obstante, el Consejo Supremo Electoral (CSE) ya aseguró hace semanas que la participación sería alta, por lo que medios no oficialistas aventuran que la cifra que oficialmente se dé podría estar alterada. Los obispos nicaragüenses se mostraron críticos con el proceso. En su declaración pública indicaron que no votar también era una opción del ciudadano. «No ir a votar es mi compromiso con Nicaragua. No por abstencionismo, sino por responsabilidad», afirmó Silvio José Báez, obispo auxiliar de Managua.

El entorno gubernamental y del FSLN movilizó sus cuadros para llevar gente a los centros electorales, incluso pagando a motoristas. En las redes sociales, voces oficialistas pidieron la divulgación de fotos mostrando colas de personas esperando a votar, pero no pudieron evitar que muchos difundieran imágenes de lo contrario.

La deriva autoritaria de Ortega está en la agenda de discusión de la Organización de Estados Americanos (OEA). El secretario general de la organización, Luis Almagro, ha elaborado un informe especialmente crítico, cuya publicación está pendiente de un encuentro solicitado por Ortega.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios