Internacional

Renzi vuelve a insinuar que dimitirá si pierde el referéndum del próximo 4 de diciembre

Los italianos votarán a favor o en contra de una reforma constitucional que pretende retirar al Senado la función legislativa y acabar así con el bicameralismo perfecto

El primer ministro italiano, Matteo Renzi, este viernes en una visita a una academia militar en Turín
El primer ministro italiano, Matteo Renzi, este viernes en una visita a una academia militar en Turín - AFP
EP Roma - Actualizado: Guardado en:

El primer ministro italiano, Matteo Renzi, ha vuelto a insinuar que podría dimitir si el próximo 4 de diciembre pierde el referéndum sobre la reforma constitucional, al asegurar que si el ex primer ministro Silvio Berlusconi quiere negociar un Gobierno técnico, no cuente con él. «Dicen de nosotros que somos 'la casta', pero en el frente del 'no' veo un sistema que mantiene juntos a cinco expresidentes del Consejo de Ministros (Mario) Monti, (Ciriaco Luigi) De Mita, Lamberto Dini, (Massimo) D'Almena y (Silvio) Berlusconi», ha declarado a «La Stampa». «Los reconoces por la cantidad de pensión que ganan. Berlusconi dice: 'al día siguiente nos sentamos en la mesa con Renzi'. No, al día siguiente, se encontrará con Beppe Grillo (líder del antisistema Movimiento 5 Estrellas) y Massimo D'Alema, no a mí», ha advertido. Berlusconi tuvo que dimitir del Senado hace tres años, tras una condena por fraude fiscal, pero a pesar de no ser miembro del Parlamento sigue siendo el punto de referencia del frente conservador en Italia.

Sobre el editorial publicado en el semanario británico «The Economist», en el que se mostró partidario del «no» en el referéndum y abogó por un gobierno de carácter técnico, Renzi ha considerado que no es lo que Italia necesita. «El último Gobierno técnico que he visto, el de Mario Monti, subió los impuestos y produjo un signo negativo en el crecimiento económico», ha especificado. «Dos mil diecisiete será crucial para Europa. Italia debe tener una fuerte estrategia europea, que, en mi opinión, puede hacer solo un gobierno con solidez y estabilidad; un gobierno técnico --que alguno dice 'lo pide Europa'--, no sirve a los intereses de Italia sino de los demás», ha agregado.

Asimismo, Renzi ha defendido la reforma constitucional que pretende acabar con el bicameralismo perfecto al retirar al Senado la función legislativa y ha acotado que es increíble que su Gobierno sea «el cuarto más longevo» de la historia de Italia. Finalmente, en cierto modo ha vuelto a pedir disculpas por personalizarla. «El 4 de diciembre con el referéndum tenemos delante una gran oportunidad para cambiar Italia y Europa. Mi futuro no es importante, no persistiré en el error de personalizar la reforma; pero los mismos que me lo reprochan son los que continúan preguntándome que qué haré», ha añadido.

¿Retorno de Berlusconi?

Mientras tanto Berlusconi se está preparando para sustituir a Renzi en el caso de que renuncie al cargo. Esta semana volvió a la escena política a través del famoso programa de televisión que presenta en Italia Bruno Vespa donde arremetió con fuerza contra las reformas constitucionales de Renzi. Berlusconi llegó a plantear que el primer ministro italiano está tratando de reformar las leyes para perpetuarse durante «mucho más tiempo» al frente del Gobierno. Si bien no puede ser candidato para las elecciones generales porque hay una interdicción penal que se lo impide, Berlusconi es el líder del centro derecha. Sus abogados interpusieron un recurso legal en el Tribunal Europeo de Derechos Humanos para anular la sentencia que le impide tener un papel público. La sentencia podría llegar en 2017, pero su vuelta a la política podría concretarse antes.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios