Vista general del distrito financiero de la City de Londres
Vista general del distrito financiero de la City de Londres - Reuters

La UE rechaza que las empresas de la City de Londres mantengan un estatus especial

El Gobierno británico buscaba un acuerdo de libre comercio sobre servicios financieros

Corresponsal en LondresActualizado:

El futuro de la City de Londres tiene muy preocupado al Gobierno británico. Desde el primer momento de las negociaciones, puso sobre la mesa una propuesta para que, cuando el Brexit se produzca en 2019, se preserve el estatus de las empresas que se sitúan en esta zona mediante un acuerdo de libre comercio sobre servicios financieros. De esa forma se mantendría el pleno acceso a los mercados de la UE para el que es uno de los principales centros de finanzas del mundo.

Pero el proyecto ha sido rechazado ya por altos cargos de Bruselas. Estos le habrían comunicado ya a empresarios británicos, según recoge Reuters, que no se permitirá a las compañías de la City operar en los distintos países comunitarios sin barreras, a no ser que Reino Unido acepte permanecer en el mercado único, algo que el Gobierno ha rechazado en varias ocasiones. «Nos han dejado muy claro que esto es inaceptable para ellos», asegura uno de los asistentes británicos a esa reunión, que reconoce: «Era nuestra mejor y francamente única propuesta. No tenemos un plan B».

El plan consistía básicamente en dejar las cosas tal y como están ahora. Ambas partes se comprometerían a preservar los estándares regulatorios teniendo en cuenta las leyes internacionales. Respaldado por el propio ministro para el Brexit, David Davis, se basaba en propuestas concretas y detalladas para funcionar a largo plazo y estaría vigilado por reguladores tanto británicos como europeos.

Gigantes a la fuga

Por tanto, esta negativa es un nuevo jarro de agua fría para el Ejecutivo británico, que tendrá que buscar otro plan para intentar mantener el estatus de centro financiero que es la City actualmente.

Para el Gobierno británico es crucial atar un acuerdo cuanto antes en este sentido y más teniendo en cuenta que varias de las grandes compañías que operan en la City ya han anunciado sus planes de buscar una sede europea alternativa a Londres para realizar su actividad, o al menos una parte, cuando Reino Unido ya no forme parte del bloque comunitario.

Entre ellas figuran gigantes como Citi, Nomura o Morgan Stanley, que ya han avanzado sus planes de trasladarse, con la ciudad alemana de Fráncfort como principal favorita para acogerlos.

París, Luxemburgo, Dublín o Madrid son otras plazas que esperan acoger bancos estadounidenses o asiáticos ahora asentados en la City y que no quieren ver como se pone en riesgo su negocio si las cosas se tuercen y finalmente no hay acuerdo.

El sector financiero británico se juega mucho con el Brexit y necesitan un buen trato que no lo ponga en riesgo.