Internacional

El primer ministro de Portugal manda a «cazar Pokémones» a los que hablan de segundo rescate

El interés de la deuda portuguesa a diez años repunta a máximos desde junio

El primer ministro de Portugal António Costa
El primer ministro de Portugal António Costa - EFE
EP - abc_es Madrid - Actualizado: Guardado en:

El primer ministro de Portugal, António Costa, no ha dudado en recomendar a todos aquellos que hablan de un segundo rescate del país luso que se dediquen «a la caza de Pokémones», según declaraciones recogidas por la prensa portuguesa.

Al ser preguntado sobre la posibilidad de que Portugal necesite un nuevo plan de asistencia, Costa ha asegurado que «no tiene sentido hablar de ningún tipo de rescate» y ha subrayado la «tranquilidad» de la ejecución presupuestaria, que permitirá cumplir el objetivo de reducir el déficit este año por debajo del 3%.

«Por primera vez en muchos años no sólo estaremos por debajo del 3% de déficit, sino también del 2,7% indicado por la Comisión y estaremos confortablemente por debajo del 2,5%», auguró el primer ministro luso en declaraciones publicadas por 'Diario Económico'.

En este sentido y ante comentarios recientes que sugerían el riesgo de que Portugal requiera un segundo rescate, Costa añadió que «aquellos que están buscando al demonio sería mejor que se dedicasen a la caza de Pokémones, que son más fáciles de encontrar que el diablo».

En su análisis sobre la economía portuguesa, la agencia Moody's considera «muy improbable» que Portugal requiera un segundo rescate, aunque admite «que el riesgo no puede descartarse completamente», tal como refleja el rating 'Ba1/Estable' asignado a la deuda a largo plazo del país luso.

Asimismo, en declaraciones a SIC, la agencia canadiense DBRS, la única entre las utilizadas por el Banco Central Europeo (BCE) que otorga un grado de inversión a la deuda portuguesa, apunta que un rescate financiero «no sería necesario» en el caso de Portugal, aunque sostiene que recibir este tipo de ayuda puede resultar positivo en términos de solvencia.

DBRS tiene previsto actualizar el rating de la deuda soberana de Portugal el próximo 21 de octubre. El pasado mes de abril, DBRS mantuvo la nota 'BBB bajo' de la deuda soberana de Portugal con una perspectiva 'estable'.

Si DBRS decidiera rebajar un escalón la nota de solvencia de Portugal, su deuda perdería el grado de inversión para todas y cada una de las cuatro agencias utilizadas por el BCE como guía para sus operaciones y programas de compra, lo que excluiría automáticamente a los bonos portugueses del QE del banco central.

Mayores costes de financiación

La incertidumbre sobre la economía de Portugal se ha trasladado inmediatamente a los mercados de deuda, donde el interés del bono portugués con vencimiento a diez años escalaba este miércoles al 3,370%, su nivel más alto desde finales de junio, tras cerrar la sesión del martes en el 3,295%.

De hecho, el Tesoro luso ha colocado hoy 750 millones en bonos con vencimiento a 7 y 21 años, por los que se ha visto obligado a ofrecer mayor rentabilidad a los inversores.

En concreto, Portugal ha vendido 500 millones de euros en bonos con vencimiento en octubre de 2023 con un interés del 2,817%, frente al 2,355% ofrecido en una operación similar celebrada en julio, mientras la demanda ha superado en 1,68 veces la oferta.

Asimismo, el Tesoro luso ha colocado 250 millones de euros en deuda con vencimiento en abril de 2037 y un interés del 4,040%, mientras que la demanda superó en 2,63 veces la oferta de papel.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios