Nicolás Maduro, en la conmemoración del 26 aniversario del fallido golpe de Estado de Hugo Chávez de 1992
Nicolás Maduro, en la conmemoración del 26 aniversario del fallido golpe de Estado de Hugo Chávez de 1992 - Reuters

Políticos peruanos tratan de impedir que Maduro viaje a Lima para la Cumbre de las Américas

El presidente del Congreso pide al Gobierno que tome medidas para evitar su presencia, mientras Kuczynski recuerda que está invitado a la cita de abril, pero advierte: «Ya veremos cómo lo reciben los miles de venezolanos que están en el Perú»

Corresponsal en LimaActualizado:

Diversos grupos de políticos peruanos en el Congreso buscan impedir la visita a Lima del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, quien ha anunciado su presencia en la VIII Cumbre de las Américas que se realizará a inicios de abril en la capital peruana.

El presidente del Congreso, Luis Galarreta, solicitó en una carta enviada a la canciller peruana, Cayetana Aljovín, «que se considere la adopción de los mecanismos pertinentes a fin de viabilizar la no presencia de dicho mandatario en nuestro país con ocasión de la referida Cumbre, tomando en consideración, además, que la comunidad internacional viene planteando sanciones al régimen del presidente Nicolás Maduro».

Galarreta, del partido Fuerza Popular, que dirige Keiko Fujimori, agregó que las diversas fuerzas políticas representadas en Parlamento peruano han expresado su total rechazo a la «sistemática violación de los derechos humanos en ese hermano país y su preocupación por la aguda crisis política y de institucionalidad generadas por el actual gobierno venezolano».

También el titular del Legislativo envió una carta al Secretario General de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, pidiéndole que actúen porque, a su entender, la OEA «no debería verse afectada en su utilidad al servicio de la democracia, al ser percibida como una entidad internacional espectadora de la violación de las libertades fundamentales por parte del gobierno encabezado por Nicolás Maduro; más aun tomando en cuenta que el mundo entero ha sido testigo del asesinato del capitán Óscar Pérez».

Por su parte, el presidente de Perú, Pedro Pablo Kuczynski, dijo este miércoles que «él (Nicolás Maduro) está invitado, él puede venir, pero ya veremos cómo lo reciben los venezolanos que están en el Perú en decenas de miles».

Tras su reciente reunión con el secretario de Estado de Estados Unidos, Rex Tillerson, Kuczynski señaló que intercambiaron «ideas sobre lo que podemos hacer para lograr que Venezuela vuelva a su ruta».

En tanto, el vicepresidente de la Comisión de Relaciones Exteriores del Congreso, Víctor Andrés García Belaunde, dijo que «Perú no puede impedir que el presidente venezolano venga porque sería un acto antidiplomático. Yo repudio a Maduro, si lo veo en la calle lo voy a pifiar, pero no se puede impedir que venga, eso no está dentro de las reglas internacionales».

«Lo detesto -insistió-, pero es una cita internacional de presidentes, y son ellos los que aceptan o no su invitación. Uno solo no puede decir que ‘no venga tal’, tienen que ser todos o ninguno, porque se corre el riesgo de que un mandatario o varios no vengan por solidaridad. Yo creo que las citas internacionales no son de esa naturaleza», concluyó García Belaúnde.

El portavoz del partido oficialista, el congresista Gilbert Violeta, señaló en su cuenta de Twitter: «Que sepa el dictador y asesino de Venezuela, Nicolás Maduro, que no es bienvenido al Perú. Si a algún lugar debería ir es a la Corte Penal Internacional donde debe responder por las torturas, asesinatos, vejaciones y la brutal corrupción contra el pueblo venezolano».

Por su parte, el congresista Jorge del Castillo, del partido Aprista- que dirige Alan García desde su residencia en Madrid- dijo que «rechazamos la presencia del dictador Nicolás Maduro en el Perú, comunista violador de derechos humanos, hambreador del pueblo venezolano que pretende perpetuarse en el poder con fraude».

Un grupo de activistas venezolanos en Lima anunciaron que realizarán el 11 de abril próximo, una marcha contra Nicolás Maduro durante la Cumbre que se realizará en Lima.

En agosto pasado, el gobierno peruano expulsó al embajador de Venezuela en Perú, Diego Molero tras recibir una nota de protesta de su par venezolano que consideró «inaceptable» tras realizar una reunión de cancilleres latinoamericanos en Lima que firmaron la Declaración de Lima, donde anunciaron desconocer las acciones de la Asamblea Nacional Constituyente, que afirmaron, que se rompió el orden democrático en Venezuela.