Manifestantes durante la segunda sesión del juicio contra miembros del diario opositor Cumhuriyet
Manifestantes durante la segunda sesión del juicio contra miembros del diario opositor Cumhuriyet - AFP

El periódico opositor Cumhuriyet vuelve a personarse ante la justicia turca

17 miembros del decano de la prensa turca afrontan su segunda audiencia tras ser acusados de «apoyo al terrorismo»

CORRESONSAL EN ESTAMBULActualizado:

La prensa ha vuelto a ponerse este lunes enfrente de la justicia de Turquía. La segunda cita en el juicio a Cumhuriyet ha empezado este lunes en una sala de audiencias instalada junto a la prisión Silivri, en Estambul. En total, 20 acusados, seis de los cuales se encuentran en prisión preventiva, han tenido que defenderse hoy de las incriminaciones del gobierno turco, que los acusa de «ser miembros de una organización terrorista armada» o bien de «ayudar una organización terrorista armada sin ser miembro de la misma», en referencia al movimiento liderado por Fethullah Gülen -acusado de orquestar el golpe de Estado fallido de julio de 2016-, al Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) o al grupúsculo de extrema izquierda DHKP-C. En el peor de los casos, se enfrentan a penas de hasta 43 años de prisión.

En la primera defensa, el empleado de Cumhuriyet Yusuf Emre Iper, incluido como el vigésimo acusado, ha negado las acusaciones de haber utilizado ByLock, la aplicación de mensajería encriptada conocida por ser utilizada por los miembros de la red de Gülen. «Estoy seguro de que no tengo este programa en mi teléfono. Creo que todo será revelado después de una examinación minuciosa. Realmente tendría que haber huellas en mi teléfono si hubiese utilizado ByLock y lo hubiera eliminado», explicó el acusado, que al mismo tiempo rechazó tener cualquier vinculación con el fallido golpe de Estado del año pasado.

En la segunda parte de la audiencia, uno de los periodistas juzgados y actualmente detenidos, Kadri Gürsel, también ha denegado tener vínculos con los gulenistas. «El hecho de que esté encarcelado aquí se debe a que soy un periodista interrogativo, crítico, independiente y opositor», explicó. «Mi única demanda es un juicio justo. Mi conciencia está limpia, no importa qué decisión emerja aquí», añadió el columnista. El fiscal exigió la continuación de la detención de los acusados en su sentencia.

Sigue ola de detenciones gulenistas

En la actualidad, las operaciones contra sospechosos de tener vínculos con la cofradía de Gülen continúan en toda Turquía. El viernes pasado, 43 personas -desde militares hasta civiles- fueron detenidas en distintas operaciones. El Ministerio del Interior, por su parte, ha emitido una nueva lista de acusados que huyeron del país pero que ahora podrían perder su nacionalidad turca si no regresan a Turquía para atender los juicios contra ellos. De implementarse, la nueva regulación podría afectar a almenos 99 huidos. «Estas personas perderán su ciudadanía si no regresan a Turquía dentro de los tres meses siguientes a la publicación de esta lista», anunciaba ayer el Boletín Oficial turco.