La diputada y líder del Frente Nacional francés, Marine Le Pen, participa en una sesión del control del gobierno en la Asamblea Nacional de París
La diputada y líder del Frente Nacional francés, Marine Le Pen, participa en una sesión del control del gobierno en la Asamblea Nacional de París - EFE

El Parlamento francés levanta la inmunidad de Marine Le Pen por difundir imágenes de Daesh

Le Pen publicó en su cuenta de Twitter varias imágenes de ejecucionesperpetradas por los yihadistas

PARÍSActualizado:

La junta de la Asamblea Nacional de Francia ha aprobado este miércoles el levantamiento de la inmunidad parlamentaria de la líder del Frente Nacional, Marine Le Pen, en relación a las investigaciones abiertas por la difusión en redes sociales de imágenes del grupo terrorista Estado Islámico.

Los hechos se remontan a finales de 2015, cuando Le Pen publicó en su cuenta de Twitter varias imágenes de ejecuciones perpetradas por los yihadistas. «Daesh es esto», proclamó entonces, en una serie de mensajes que fueron criticados por los otros grandes partidos y el Gobierno.

El Parlamento Europeo ya había retirado en marzo el aforamiento a Le Pen por estos hechos y ahora la máxima instancia colegiada de la Asamblea Nacional, compuesta por 22 diputados, ha seguido la misma línea, según fuentes citadas por franceinfo. Los legisladores no se han pronunciado sobre el fondo del caso, sino que simplemente han considerado pertinente la petición planteada por la Justicia.

La dirigente ultraderechista ha circunscrito sus polémicos mensajes a su labor como parlamentaria, que pasa también por denunciar las actividades de organizaciones como Daesh, y a la «libertad de expresión política». Le Pen renunció a presentarse en abril de 2016 ante un juez de instrucción argumentando precisamente la inmunidad que ahora ha perdido.

«Combate violento» contra su partido

Le Pen ha lamentado en un comunicado que el actual Gobierno siga la línea de su predecesor y haya optado por mantener un «combate violento» contra su partido, en el marco del cual la Asamblea Nacional también se ha sumado a la persecución de «un adversario político» que puede ser «alternativa» al poder.

«En un momento en el que Francia es objetivo permanente de atentados islamistas, en el que nuestros compatriotas son salvajemente asesinados por Daesh, es poco menos que escandaloso que la Asamblea Nacional simule ignorar el fondo de este asunto y le de una connotación totalmente indiferente al fin que se perseguía», ha dicho, en alusión a las imágenes.

La líder del Frente Nacional también tiene abiertos otros frentes, entre ellos uno en el que se le acusa de desviar fondos de la Eurocámara para pagar a empleados que ejercían labores de partido.