Racismo en Italia

Paciente italiana a un médico: «No me dejo tocar por un negro»

A la reacción racista de la señora, el doctor le respondió: «Le doy las gracias. Tengo un cuarto de hora para tomarme un café»

ROMAActualizado:

«Yo no me dejo tocar por un negro», dijo una paciente al doctor Andi Nganso, 30 años, que estaba preparado para auscultarla en el ambulatorio médico de Cantú, ciudad de 37.500 habitantes de la provincia de Como, en la rica región de Lombardía, al norte de Italia. El doctor Nganso, natural de Camerún e italiano de adopción pues llegó a los 12 años a este país, no se descompuso y respondió a la paciente, una señora en torno a los 60 años: «Yo le doy las gracias. Tengo un cuarto de hora para tomarme un café».

El médico Andi Nganso escribió en Facebook su experiencia en las redes sociales, aunque luego eliminó el post, en el que dejaba traslucir su legítima indignación..

«En diversas ocasiones –explicó luego el doctor Nganso- me he encontrado delante a pacientes que no han logrado disimular su sorpresa y quizás también su desagrado. En una ocasión una niña me hizo notar con estupor que yo era una persona gentil, mientras sus padres le habían dicho que no hablara con hombres negros. En otros casos, con una excusa alguno ha dejado el ambulatorio. No me indigno. Pero esta vez la reacción de la paciente me ha dejado helado».

La Asociación Médicos de Origen Extranjero en Italia (AMSI) y otros movimientos médicos han condenado el caso de Cantú: «Estamos cansados de que se repitan graves episodios de racismo. Y si el racismo crece en Italia tenemos que preguntarnos el por qué…», ha declarado Foad Aodi, presidente de AMSI, en una clara referencia a la actitud de algunos políticos de la ultraderecha, en particular la Liga Norte, con posiciones de inclinación racista, que han sido condenados por la mayor parte de la clase política, diversos sectores sociales y los obispos. La citada asociación AMSI denuncia que «las discriminaciones frente al personal médico de origen extranjero han aumentado el 30 % sobre el puesto de trabajo, en lugares públicos y también en las peticiones de alquiler de pisos o préstamos en los bancos».