Internacional

La oposición venezolana admite que se ha reunido dos veces con delegados de Maduro

El secretario ejecutivo de la Mesa de la Unidad Democrática, Jesús Torrealba, asegura que los encuentros no fueron para negociar el referéndum revocatorio, sino para lograr que se celebre este año

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, en su programa de televisión
El presidente venezolano, Nicolás Maduro, en su programa de televisión - REUTERS
LUDMILA VINOGRADOFF - ludmilavino Corresponsal En Caracas - Actualizado: Guardado en:

La coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) ha confirmado que ha mantenido al menos dos reuniones de «prediálogo» con el Gobierno de Nicolás Maduro. El propósito de los opositores en estos encuentros era defender la celebración del referéndum para revocar al presidente «este año». Sin embargo, en varios sectores de la oposición –como María Corina Machado y Henrique Capriles– ha causado malestar que la dirección de la MUD se haya reunido en secreto con delegados de Maduro, tras conocerse el comunicado en el que la coalición informa de que ha nombrado una comisión de alto nivel «exploratoria» con ese propósito.

El diputado opositor Tomás Guanipa habla más de «exploración» que de diálogo

Pero para despejar los recelos internos y las intrigas de los chavistas, Jesús «Chúo» Torrealba, secretario ejecutivo de la MUD, aclaró que las dos reuniones no fueron para negociar el referéndum revocatorio, sino para lograr que se celebre este mismo año.

En el comunicado difundido el martes, la alianza opositora subraya que su posición es «unívoca»: «El pueblo venezolano tiene el derecho, consagrado en el artículo 72 de la Constitución, de activar y celebrar el referéndum revocatorio en 2016 como un mecanismo constitucional que dé paso al cambio político para acabar con el hambre, la escasez y la muerte». Por ello, la MUD decidió nombrar «una comisión de alto nivel» para explorar, a través de un eventual diálogo con el Gobierno, «la implementación de la única salida constitucional, pacífica y democrática a la crisis del país», la celebración del referéndum revocatorio este año.

No hubo tercer encuentro

La oposición venezolana explica asimismo que hubo dos encuentros «privados y sin mediadores», y que una tercera reunión no se produjo «porque el gobierno decidió no presentarse sin dar explicaciones». Torrealba insistió en que en las reuniones no se negoció la celebración del referéndum, sino que fueron para «quitar los obstáculos que han entorpecido el proceso».

El líder de la MUD sostuvo que el chavismo se mostró dispuesto a dialogar tras la multitudinaria marcha del 1 de septiembre en Caracas y la cacerolada contra Maduro en Villa Rosa (Isla Margarita) del día siguiente. «No piden diálogo porque se hayan vuelto sabios –dijo– sino porque lo que ocurrió el 1 y 2 de septiembre cambió el mapa político del país». Jesús Torrealba recordó además que casi 90% de los ciudadanos quiere el diálogo. «Nuestro interés no es seguir hablando de lo mismo sino de articular la transición. Si para conseguirla tenemos que discutir con quien sea y donde sea, lo haremos», explicó. En cuanto al carácter secreto de los encuentros, señaló que fue una petición de los mediadores «hasta que se llegara a un acuerdo».

El diputado opositor Tomás Guanipa habla más de «exploración» que de diálogo. Guanipa cree no hubo una tercera reunión porque el Gobierno «entendió que para que haya diálogo el revocatorio tiene que realizarse este año». Sobre la crítica de María Corina Machado de que «hay que informar y hablar con transparencia», el diputado se mostró contrario a generar expectativas.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios