Internacional

La oposición gana la primera vuelta de las presidenciales en Bulgaria, según los sondeos

El general Rumen Radev, candidato del Partido Socialista, se impone a la conservadora Tsetska Tsacheva. Este resultado puede provocar una crisis en el Gobierno conservador de Boiko Borisov

El general Rumen Radev, candidata de la oposición socialista, deposita su voto este domingo en un colegio electoral de Sofía
El general Rumen Radev, candidata de la oposición socialista, deposita su voto este domingo en un colegio electoral de Sofía - AFP
RAFAEL ALVARADO Corresponsal En Sofía - Actualizado: Guardado en:

Los búlgaros acudieron este domingo a las urnas para participar en la primera vuelta de las presidenciales y en un referéndum. El general Rumen Radev, nominado por un comité apoyado por el Partido Socialista de Bulgaria, resultó vencedor al alcanzar cerca del 25% de los votos; seguido de Tsetska Tsacheva, del partido de centroderecha Ciudadanos por el Desarrollo Europeo de Bulgaria (GERB, con un 22.5% de los sufragios, según los sondeos a pie de urna. Vistos estos resultados, el próximo domingo, 13 de noviembre, se celebrará la segunda vuelta donde, según las últimas encuestas, el general Radev parte como favorito.

El referéndum, por otra parte, consta de tres preguntas: elección de los diputados de forma mayoritaria; voto obligatorio y conformidad para que se reduzcan los subsidios a los partidos políticos.

El expresidente Petar Stoyanov (1997-2002) declaró a ABC respecto a una eventual victoria del general en la segunda vuelta que «sabemos muy poco sobre Radev, para mí es una incógnita; pero si mantiene la actual línea política del país, esto me tranquiliza». Sobre el referéndum afirmó no ser «muy optimista sobre sus resultados reales», aunque «siempre he apoyado su celebración, que es una forma de potenciar la cultura política en Bulgaria».

«Si Radev sale vencedor aumentará la influencia de Rusia en Bulgaria»

A las mismas preguntas, el ingeniero Antón Mijailov, de Sofía contestaba: «Si Radev sale vencedor aumentará la influencia de Rusia en Bulgaria, lo que sin duda incrementará la confrontación interna entre los que desean mantener la vía prooccidental del país, y aquellos que anhelan un giro prorruso». Sobre el referéndum, Mijailov estimó que «se modificará la actitud de la población respecto a la necesidad de acudir a las urnas».

Pese a que todas las encuestas señalaban una cierta ventaja para Tsacheva, los resultados cosechados por el candidato socialista, en esta primera vuelta se debe a la imagen que logró proyectar de persona «con mano fuerte», capaz de afrontar los problemas del país.

Los dos candidatos no ponen en duda la permanencia del país en la UE y la OTAN pero, según Radev, la eurofilia no significa rusofobia; las relaciones con Rusia deben armonizarse.

Riesgo de crisis política

Estas elecciones podrían provocar también una grave crisis política. El primer ministro búlgaro, Boiko Borisov, había manifestado en fecha reciente que si Tsacheva no vence en la primera vuelta, él presentaría su dimisión.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios