Ocho policías argentinos culpan a las ratas de haberse comido media tonelada de marihuana requisada

Los funcionarios desestimaron la teoría de los agente acusados de haberse quedado con la droga, citando expertos que dijeron que las ratas no confundirían la marihuana con comida

Actualizado:

En plena cascada de excusas por el «mastergate», ocho policías argentinos han encontrado la más original y divertida de todas al alegar que las ratas se habían comido más de media tonelada de marihuana desaparecida de la custodia policial. Pese a su ingenio, los agentes no evitaron ser despedidos por sus superiores, han informado medios locales.

El diario Clarín informó que el ministro de seguridad de Buenos Aires, Cristian Ritondo, despidió a los oficiales después de que cuatro le dijeran a un juez que las ratas se comieron el «botín» requisado.

Los funcionarios desestimaron la teoría de los agente acusados de haberse quedado con la droga, citando expertos que dijeron que las ratas no confundirían la marihuana con comida. Si las ratas se comieran las drogas, probablemente habrían muerto y la policía habría encontrado sus cuerpos, dijeron los expertos, según Clarín.

Los oficiales están acusados de no proteger adecuadamente las pruebas y se les ordena testificar ante un juez en mayo.

La policía alertó sobre asuntos internos en abril de 2017 después de descubrir que faltaba más de media tonelada de un inventario de pruebas de seis toneladas de marihuana en Pilar, una ciudad a unos 35 kilómetros de Buenos Aires.