Internacional

Obama, sobre el ciberespionaje de Rusia: «Esto no se puede convertir en el salvaje Oeste»

El presidente de EE.UU. debatió sobre ataques informáticos con su homólogo ruso Vladímir Putin

Barack Obama habló de ciberseguridad durante la cumbre del G20 con Vladímir Putin
Barack Obama habló de ciberseguridad durante la cumbre del G20 con Vladímir Putin - EFE
EFE Hangzhou - Actualizado: Guardado en:

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, aseguró este lunes que internet no puede convertirse en «el salvaje Oeste», en referencia al ataque de piratas informáticos ligados al Gobierno ruso contra la red del Comité Nacional Demócrata (DNC, en inglés) en una operación de espionaje.

«Lo que no puede ser es que esto se convierta de repente en el salvaje Oeste», afirmaba este lunes Obama en una rueda de prensa en Hangzhou (este de China), al término de la cumbre de líderes del G20 que se ha celebrado entre el pasado domingo y este lunes en la ciudad china.

El presidente estadounidense aseguraba haber hablado de ciberseguridad durante un encuentro de unos 90 minutos mantenido este lunes con su homólogo ruso, Vladímir Putin, en los márgenes de la cumbre.

«Finalmente, hemos hablado sobre ciberseguridad», aseveró Obama, quien discutió sobre Siria y Ucrania, principalmente, con su homólogo ruso.

Sin embargo, afirmó que las conversaciones fueron de «asuntos generales» de ciberseguridad, ya que «no voy a hablar de algo mientras hay investigaciones específicas activas».

«Lo que te diré es que hemos tenido problemas con intrusiones cibernéticas por parte de Rusia en el pasado, y por parte de otros países», matizó al responder a un informador.

El pasado junio, piratas informáticos ligados al Gobierno ruso atacaron la red del Comité Nacional Demócrata en una operación de espionaje en la que accedieron a sus datos sobre el candidato republicano a la Casa Blanca, Donald Trump.

Los piratas rusos fueron capaces de acceder durante aproximadamente un año a todo el sistema informático del Comité Nacional Demócrata, por lo que pudieron leer los intercambios de correo electrónico y las conversaciones de chat entre los empleados del DNC, el organismo que dirige al partido de Obama, y Hillary Clinton.

Obama rehusó contestar a la pregunta de un periodista, que inquiría si el espionaje ruso iba destinado a influir en los comicios presidenciales de noviembre.

«Nuestro objetivo es empezar a institucionalizar algunas normas», indicó, y añadió que «ya vamos a tener problemas suficientes en el ciberespacio con actores no gubernamentales».

«Los países que tienen una 'cibercapacidad' significativa no pueden empezar una competición poco sana a través de estos métodos», recomendó.

Obama agregó que de este tema también se ha hablado durante la cumbre del G20 en China (otro de sus principales sospechosos de ciberataques) y afirmó que «se empieza a ver cierta voluntad por parte de muchos países» para poner normas al ciberespacio.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios