Internacional

Obama pide un alivio de la deuda para Grecia en su reunión con Tsipras

La estancia del presidente en Atenas coincide con la llegada de los acreedores que reanudan este martes la segunda evaluación del programa de medidas asociado al rescate

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, junto al presidente de Grecia, Alexis Tsipras
El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, junto al presidente de Grecia, Alexis Tsipras - REUTERS
BEGOÑA CASTIELLA - bcastiella Corresponsal En Atenas - Actualizado: Guardado en:

Con mucha cordialidad el aún presidente de los Estados Unidos Barack Obama ha comenzado su visita oficial en Grecia, la primera parte de su último viaje oficial en Europa, que terminará en Berlin. Obama fue recibido en el aeropuerto por el Ministro de Defensa Pános Kamenos y tras descansar unos minutos se dirigió al Palacio Presidencial, situado en el centro de Atenas, donde le esperaba el Presidente griego Prokopis Pavlópulos. Ambos mantuvieron un encuentro cordial en el que Obama destacó que “una Europa fuerte, próspera y unida no es solo buena para los pueblos europeos, sino también buena para el mundo y para los Estados Unidos”. Pavlópulos por su parte le planteó tres temas: la deuda pública griega, el futuro de Chipre y las relaciones de Grecia con el vecino estado que oficialmente se sigue llamando la Antigua República Yugoslava de Macedonia.

Poco después Obama se dirigió a la Oficina del primer ministro Alexis Tsipras, con el que mantuvo una larga conversación, que posteriormente se vio ampliada con la presencia de distintos colaboradores y ministros. Antes de comenzar su encuentro, Tsipras recordó que su país sigue luchando por “la democracia, la libertad, la igualdad y los derechos humanos. Y a pesar de las dificultades que tuvimos en estos últimos cinco años, el país se ha mantenido en pie y esperamos que el trabajo y sacrificio de los griegos darán fruto y que las negociaciones sobre la deuda pública tendrán un resultado positivo”. Hay que recordar que la deuda pública griega es la más alta de la Eurozona y se encuentra ahora alrededor del 179% del PIB griego. Tsipras también afirmó esperar una solución viable para Chipre.

Obama destacó por su parte que Grecia no solo creó “los valores que defendemos”, sino que el pueblo griego y su gobierno habían conseguido mantenerse en pie durante la crisis que atravesó el país, insistiendo en que “la austeridad por sí sola no puede traer prosperidad” y mostró su esperanza sobre un posible alivio de la deuda pública. Pero volvió a mencionar las reformas “que no han sido fáciles pero si necesarias y que harán más competitiva la economía”.

Asimismo habló del “agradecimiento del mundo ante la compasión humanitaria griega y la manera en la que Grecia ha tratado la crisis de los refugiados”, agradeció al pueblo griego “su asistencia a los refugiados” y el que Tsipras participara en la Cumbre de Naciones Unidas sobre este tema. Insistió en que se contará con la cooperación norteamericana para encontrar una solución para los refugiados, trabajando para la reducción de estos flujos migratorios. Y no olvidó mencionar que espera que se podrá encontrar “una solución justa y sostenible” en el tema de Chipre, insistiendo en que “vemos en Grecia un aliado, un amigo”.

Las medidas de seguridad en las que toman parte 5.000 policías han incluido la prohibición de manifestaciones en las avenidas que forman parte del recorrido del Presidente Obama. Pero se han anunciado varias en la ciudad, alrededor de la plaza de Omonia, en la que manifestantes comunistas, sindicalistas, antisistemas y grupos de estudiantes quieren demostrar su rechazo a esta visita. Están en contra de lo que denominan imperialismo norteamericano, especialmente pocos días antes de la celebración del 17 de Noviembre, fecha en la que se conmemora el principio de la caída de la dictadura de los coroneles ( 1967-1974). Tradicionalmente la izquierda griega siempre ha considerado que fueron los norteamericanos quienes apoyaron a esta dictadura.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios