Nuevo enfrentamiento entre Trump y el FBI por la revelación de un informe secreto sobre la trama rusa

El presidente de EE.UU. quiere que se publique un dossier de abusos cometidos en la investigación

Corresponsal en Nueva YorkActualizado:

Donald Trump ha mantenido una relación tensa con el FBI y el Departamento de Justicia desde su llegada a la Casa Blanca. Pero la decisión de los republicanos de publicar un informe interno sobre abusos de la agencia federal en la investigación del supuesto complot entre Rusia y la campaña del multimillonario neoyorquino podría romper la cuerda.

El Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes, de mayoría republicana, decidió la semana pasada publicar un informe interno que detalla, al parecer, cómo el FBI utilizó información de dudosa procedencia para vigilar a Carter Page, un asesor de la campaña de Trump. Los detalles de esos abusos podrían servir a Trump para reafirmar su postura de que la investigación a su campaña es interesada, que es una simple persecución de su persona, y para desacreditar al encargado de llevarla a cabo, el fiscal especial Robert Mueller, y al FBI en general. Si el agua de la trama rusa ya bajaba turbia, la publicación dificultaría todavía más ver el fondo.

Estado de la Unión

Trump ha insinuado que está a favor de la publicación y los micrófonos le cazaron el martes camino a su discurso sobre el estado de la Unión diciendo a un congresista que saldría a la luz «al cien por ciento».

El director del FBI, Christopher Wray, que llegó al cargo después de que Trump despidiera a su antecesor, James Comey, por no jurarle lealtad, había mantenido un perfil bajo a pesar de los habituales ataques del presidente contra la agencia. Pero, ante la posibilidad de la publicación del informe, dio un paso adelante y el FBI publicó un comunicado en el que lo desaconsejaba oficialmente, al explicar que la agencia no tuvo tiempo suficiente de revisar el dossier y que, a primera vista, tiene «una gran preocupación por omisiones de hechos que afectan a la exactitud del informe».

Para Trump, el informe podría ser la excusa para tumbar la investigación de la trama rusa. Los abusos del FBI justificarían una maniobra para desalojar de la investigación a Mueller, que ya ha interrogado a muchos altos cargos de la campaña y de la Casa Blanca, que ha imputado a varios de ellos y que podría estrechar el cerco sobre Trump.

El informe también ha disparado la tensión entre los legisladores. La oposición demócrata ha acusado a los republicanos -en especial al gran impulsor de la publicación, el diputado Devin Nunes- de tratar de defender al presidente con esta estrategia. Chuck Schumer y Nancy Pelosi, los demócratas de más alto rango en el Senado y en la Cámara de Representantes, han exigido a Paul Ryan, el presidente republicano de la cámara baja, que actúe y saque a Nunes del Comité de Inteligencia.