El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu
El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu - AFP

Netanyahu cancela la comparecencia de su viceministra de Exteriores tras sus polémicas declaraciones

En una entrevista que concedió a la televisión del Parlamento israelí Tzipi Hotovely, la titular afirmó que su «sueño» es «ver la bandera israelí ondeando en el Monte del Templo», como denomina el judaísmo la Explanada de las Mezquitas

JerusalénActualizado:

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, ha ordenado a su viceministra de Exteriores, Tzipi Hotovely, cancelar una comparecencia prevista para este miércoles ante la prensa extranjera debido a sus polémicas declaraciones sobre la Explanada de las Mezquitas, según ha informado el diario «Haaretz». En una entrevista que concedió el lunes a la televisión del Parlamento israelí, Hotovely señaló que su «sueño» es «ver la bandera israelí ondeando en el Monte del Templo», como denomina el judaísmo el lugar. «Creo que es el centro de la soberanía judía, la capital de Israel y el lugar más sagrado para el pueblo judío», añadió.

Un destacado funcionario israelí citado por el diario aseguró que Netanyahu llamó ese mismo día a la vicecanciller para analizar lo que había dicho en la entrevista y trasladarle el mensaje de que debía subrayar públicamente el compromiso de Israel para preservar el «statu quo» en el recinto sagrado. El jefe del Gobierno, que ostenta la cartera de Exteriores, también solicitó a Hotovely que informara a su Oficina previamente de cualquier entrevista o comparecencia a fin de que el mensaje fuera coordinado.

Las declaraciones de la viceministra sucedieron a las realizadas un día antes por el primer ministro israelí, que aseguró con firmeza su intención de mantener intacto el «statu quo» en el lugar, ocupado por Israel en 1967, y que solo permite el rezo musulmán.

Hotovely, que también se mostró contraria a una directriz del primer ministro que impidió este mes a cualquier parlamentario, político o ministro acudir al complejo, dijo en una nota que sus opiniones «no son una política del Gobierno».

Un portavoz de la Oficina de la responsable israelí confirmó que la conversación posterior con Netanyahu había tenido lugar, pero mantuvo que el tono fue amigable y que la convocatoria no tenía por objeto una amonestación.

En un esfuerzo diplomático por rebajar la escalada de tensión del entre israelíes y palestinos, originado en septiembre en torno a la Explanada de las Mezquitas, Netanyahu confirmó su compromiso con las reglas de juego en el sitio sagrado para el islam y el judaísmo tras un encuentro con el secretario de Estado estadounidense, John Kerry y el rey Abdalá II de Jordania, el pasado fin de semana.