Phillip Hammond, durante su intervención en el congreso de los conservadores en Mánchester
Phillip Hammond, durante su intervención en el congreso de los conservadores en Mánchester - Afp
Congreso de los «tories» en el Reino Unido

El ministro de Economía británico reconoce que la lentitud del Brexit crea incertidumbre en las empresas

Phillip Hammond llama a la unidad tras las discrepancias en el gobierno sobre el proceso de negociación con la UE

Corresponsal en LondresActualizado:

El ministro de economía británico, Phillip Hammond, ha admitido, en la Conferencia Anual del Partido Conservador que se está celebrando en Manchester, que el lento proceso de negociaciones entre Reino Unido y la Unión Europea está creando incertidumbre en las inversiones y en las empresas británicas.

En un discurso marcado por el Brexit y por los ataques a la política económica del líder de la oposición, Jeremy Corbyn, Hammond, que reconocía en una entrevista con el diario «The Sun» este lunes la división en el Gobierno sobre la forma de ver esas negociaciones, aseguraba que para superarlas deben trabajar juntos y con determinación (en clara referencia a las últimas luchas internas del partido lideradas por el ministro del Exterior Boris Johnson) y así asegurarse de que Reino Unido llegue en «en buen estado a las fértiles llanuras post-Brexit».

En la que era su visita número 34 a una Conferencia Anual de su partido, el titular de economía del Gobierno británico, ha anunciado, como se esperaba, nuevas inversiones en el sector ferroviario con nuevas conexiones al norte de Inglaterra y nuevas ayudas por valor de 10.000 millones de libras para la compra de viviendas.

La otra gran parte del discurso de Hammond ha sido para defender la economía de libre mercado frente al «prehistórico» socialismo, ha dicho, que impulsa el líder laborista Jeremy Corbyn.

Ha cargado el titular de economía del Gobierno británico, contra las políticas económicas que pretende llevar a cabo Corbyn si llega al poder. Un partido dominado, ha afirmado, por «radicales de izquierda infiltrados en las filas del Partido Laborista».

«Dinosaurios políticos»

Ha recordado que desde la época de Margaret Thatcher, Reino Unido lleva adoptando el modelo de libre mercado y que los que ahora abogan por cambiarlo son «dinosaurios políticos» que quieren volver al pasado. Literalmente, Hammond ha catalogado la conferencia Anual del Partido Laborista, celebrada la semana pasada, como “una versión política de Parque Jurásico”.

Además, ponía ejemplos de países que, según Hammond, siguen el modelo que pretende Corbyn. Entre ellos, Zimbabue o Venezuela. De ellos, aseguraba, el líder laborista no dice ni una sola palabra porque sabe que están fracasando totalmente.