La primera dama de EE.UU. Melania Trump habla durante la firma la proclama presidencial 'Be Best' - EFE

Melania Trump, envuelta en otro posible plagio tras lanzar su campaña para niños «Ser mejor»

En la campaña presidencial de 2016, la actual primera dama de EE.UU. fue acusada de plagiar un discurso de Michelle Obama enunciado ocho años antes

Actualizado:

La enigmática y muy discreta Melania Trump ha vuelto a protagonizar una polémica por posible plagio. Al salir de su reservada privada para presentar un programa para proteger a los niños contra el ciberacoso, la obsesidad y el abandono escolar, la primera dama de EE.UU. ha sido señalada por copiar el «Be better», de su predecesora, Michelle Obama, con el nuevo eslogan de «Be best» (ser mejor), entre otras sospechas.

«Como madre y primera dama, me preocupa que, en el mundo acelerado y siempre conectado de hoy en día, los niños puedan estar menos preparados para expresar o controlar sus emociones y, a menudo, recurrir a formas de comportamiento destructivo o adictivo, como la intimidación, la adicción o incluso suicidio», aseguró en su discurso.

El supuesto plagio de la primera dama no se limitaría al lema, según sus críticos. Como señala la revista «Time», el texto del folleto de la campaña de Melania Trump es una copia integral de un documento perteneciente a una campaña de la Comisión Federal del Comercio publicado en 2014, en tiempos de la administración Obama.

Durante la campaña presidencial de 2016, Melania Trump fue acusada de plagiar un discurso de Michelle Obama enunciado ocho años antes.

Campaña de ciberacoso y Donald Trump

Melania narró la historia de una niña llamada Kalani Goldberg y originaria de Arizona que, ante el constante acoso que enfrentaba, llegó a colgar un vídeo en Internet en el que denunciaba: "Todos los días, me estáis haciendo daño. Todos los días os estáis haciendo daño, así que por favor parad. Parad de hacerme daño".

La pequeña Goldberg estaba en la Casa Blanca y recibió los aplausos de la audiencia cuando Melania reconoció el valor que había mostrado al contar públicamente lo que le estaba ocurriendo.

«Me complace informarles de que, desde que publicó su vídeo, muchos lo han visto y, lo más importante, la gente se ha acercado para ofrecer apoyo y mostrar su bondad», narró Melania.

La primera dama ha recibido críticas por su objetivo, que ya anunció en la campaña electoral, de dedicarse a combatir el acoso en las redes sociales, puesto que su marido no muestra ningún reparo a la hora de emitir cruentas burlas o arremeter contra sus enemigos en Twitter.

En su rueda de prensa diaria, la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders, rechazó la idea de que Trump favorezca en Twitter un clima de acoso y aseguró que, desgraciadamente, el hostigamiento en Internet entre niños lleva siendo "problemático" desde hace una década.