El secretrio de Defensa, Jim Mattis, durante su comparecencia Comité de Servicios Armados de la Cámara
El secretrio de Defensa, Jim Mattis, durante su comparecencia Comité de Servicios Armados de la Cámara - REUTERS

Mattis alerta sobre la amenaza de una guerra más amplia si se ataca a Siria

El secretario de Defensa insta a confirmar por todos los medios la responsabilidad del ataque químico, antes de actuar

Actualizado:

El secretario de Defensa, Jim Mattis, intentó este jueves frenar la escalada de tensión con el fin de frenar lo que parece un inminente ataque a Siria. Lo hizo mostrando sus crecientes preocupaciones en el Pentágono de que una campaña de bombardeos concertados podría derivar en un conflicto más amplio entre Rusia, Irán y Occidente.

Durante una reunión a puerta cerrada en la Casa Blanca, Mattis presionó para obtener más pruebas del papel del presidente Bashar al Assad en un supuesto ataque químico el fin de semana pasado, lo que respaldaría ante el mundo la necesidad de una acción militar, según informa «The New York Times».

En este encuentro, según tres funcionarios del gobierno, Mattis dijo que Estados Unidos, Gran Bretaña y Francia deben proporcionar pruebas convincentes de que el gobierno sirio usó armas químicas para atacar la ciudad controlada por rebeldes de Douma, donde murieron entre 40 y 60 personas. y más de 500 resultaron afectadas por los gases.

A pesar de la advertencia, dos funcionarios del Departamento de Defensa predijeron que sería difícil evitar los ataques aéreos, dada la amenaza del presidente Trump, a través de su cuenta de Twitter un día antes, de que los misiles estadounidenses «llegarán, serán bonitos, nuevos e inteligentes».

Mattis ya había compartido su preocupación horas antes de manera pública al comunicarle al Comité de Servicios Armados de la Cámara que las represalias deben equilibrarse ante la amenaza de que se desencadene una guerra más amplia.

«Estamos tratando de detener el asesinato de personas inocentes», dijo Mattis. «Pero a nivel estratégico, es cómo impedimos que esto se intensifique fuera de control».

Horas después, los principales asesores de seguridad nacional del presidente salieron de la reunión en la Casa Blanca sin una decisión clarade atacar, según infromó Sarah Huckabee Sanders, la secretaria de prensa.

Llamada a Theresa May

Los esfuerzos diplomáticos continuaron hasta bien entrada la noche, según «The New York Times, y Trump estuvo de acuerdo en una llamada telefónica con la primera ministra Theresa May que «era vital que el uso de armas químicas no fuera indiscutible», dijo Downing Street en un comunicado. Los dos líderes se comprometieron a «seguir colaborando estrechamente en la respuesta internacional», dijo el comunicado.

El presidenteTrump también tenía previsto hablar ayer con el presidente francés Emmanuel Macron, el otro aliado clave que pondera la acción militar.

«Los funcionarios de defensa tienen razón en preocuparse por la escalada», afirma Kori Schake, exayudante de seguridad nacional del presidente George W. Bush. «Los rusos están muy interesados en sostener a Bashar al Assad en el poder, han presentado su caso como el poder esencial en Medio Oriente, y un ataque estadounidense o aliado sería un recordatorio de cuánto más fuerte es Occidente que Rusia», dijo Schake.

Mattis también aseguró a los legisladores de la Cámara que serían notificados antes de cualquier ataque contra instalaciones de armas y aeródromos sirios. El Pentágono alertó a los legisladores antes de un ataque con misiles crucero en abril de 2017 en la base aérea de Shayrat después de un ataque químico similar contra civiles sirios.