Egipto

Más de 40 muertos en un choque de trenes en Alejandría

La colisión de dos trenes de pasajeros en Egipto deja además más de 100 heridos

Dos trenes de pasajeros rumbo a Alejandría han chocado en la estación Jurshid
Dos trenes de pasajeros rumbo a Alejandría han chocado en la estación Jurshid - REUTERS
A.Alamillos El Cairo - Actualizado: Guardado en: Internacional

Al menos 43 personas han muerto en un choque de trenes cerca de la ciudad egipcia de Alejandría que ha dejado además más de 120 heridos, según las últimas cifras del Ministerio de Salud del país norteafricano, que no han dejado de aumentar en las últimas horas.

El accidente se produjo cuando dos trenes de pasajeros rumbo a Alejandría colisionaron en la vía a la altura de la estación Jurshid (en la provincia alejandrina). Según un comunicado de la Autoridad Nacional de Ferrocarril, la locomotora de un tren exprés proveniente de El Cairo chocó contra los vagones traseros de un tren con origen en la cuidad de Port Said en su ruta a la costa norte. La causa del accidente está «todavía por esclarecer».

Uno de los vagones ha descarrilado por el impacto mientras que los protagonistas del choque han quedado hechos un amasijo de hierros, según imágenes retransmitidas en las televisiones locales. Varios cadáveres cubiertos de sábanas han sido colocados en los arcenes adyacentes a la vía, mientras los heridos están siendo trasladados a hospitales cercanos, según ha señalado el subsecretario del Ministerio de Salud en Alejandría, en declaraciones recogidas por el diario local El Badil.

En los últimos años, Egipto ha sido escenario de varios accidentes ferroviarios con numerosas víctimas, el más grave en 2002, cuando el tren 832 desde El Cairo a Asuán (sur de Egipto) sufrió un incendio dejando al menos 383 muertos. Más recientemente, en 2012 el choque de un tren contra un autobús escolar en un paso de vías en el Alto Egipto (sur) se cobró las vidas de 51 personas, la mayoría niños. La lista de accidentes, de mayor o menor gravedad, ha continuado: en 2016 murieron 5 personas y 31 quedaron heridas tras un descarrilamiento en la vía del Cairo a Asuán.

Pese a que tras la tragedia de 2002 el ministro de Transportes se vio obligado a dimitir y el Gobierno egipcio prometió renovar vías y otros equipamientos, el Ministerio de Transportes sigue siendo blanco de las críticas que señalan el mal estado de las vías y la «negligencia» de las autoridades en hacer frente a la falta de seguridad vial en el ferrocarril.

Toda la actualidad en portada

comentarios