Internacional

Marruecos detiene a una célula de diez mujeres vinculadas al Daesh

Los arrestos se llevaron a cabo en Kénitra y Salé, ambas cercanas a Rabat, así como en Tánger (norte), Sidi Slimán (oeste) y las ciudades sureñas de Tan Tan, Zagora y Ulad Taima

Fotografía de archivo de la detención de una mujer que formaba parte de una célula yihadista afín a Daesh en España
Fotografía de archivo de la detención de una mujer que formaba parte de una célula yihadista afín a Daesh en España - EFE
ABC.ES - Actualizado: Guardado en:

La policía marroquí ha desmantelado, por primera vez, una célula yihadista compuesta exclusivamente por mujeres, diez en total, todas simpatizantes del autodenominado Estado Islámico, ha informado este lunes el Ministerio de Interior.

Las detenidas habían jurado lealtad al EI y varias de ellas son parientes de combatientes marroquíes de esa organización, según un comunicado, en el que se indica que una de ellas poseía material químico para la fabricación de bombas y que el resto intentaba conseguirlo.

Su intención era atacar «instalaciones vitales» en Marruecos, aunque Interior no precisa cuáles.

Los arrestos se llevaron a cabo en Kénitra y Salé, ambas cercanas a Rabat, así como en Tánger (norte), Sidi Slimán (oeste) y las ciudades sureñas de Tan Tan, Zagora y Ulad Taima.

En el comunicado se indica que una de ellas es hermana de un miembro del Daesh que se inmoló en Irak a principios de este año.

Además, explicó que las detenidas se habían coordinado, en el marco de su supuesto plan terrorista, con la «unidad de las operaciones externas» del EI en Siria e Irak y con otros combatientes de este grupo en otros países.

Algunas de ellas habían sido encargadas de reclutar a yihadistas mujeres para consolidar las filas de este grupo en Siria e Irak.

Según Interior, el EI aprovecha de la cercanía de su ideología a la de otros grupo islamistas para ampliar su círculo de reclutamiento en diferentes categorías sociales para fortalecer el grupo terrorista.

Marruecos desmantela casi cada semana células yihadistas con supuestos planes de atentar dentro del país, aunque en realidad muchas de ellas se encuentran en un estado embrionario.

Hay actualmente cerca de 900 presos de ideología islamista en las cárceles marroquíes, que han sido detenidos en los últimos tres años con esta «política preventiva» aplicada por las autoridades.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios