Macron protagoniza la primera visita oficial a EEUU en la era Trump

Con la expectación que se merecía este momento, el presidente francés y su mujer pisaban suelo...

Actualizado:

Con la expectación que se merecía este momento, el presidente francés y su mujer pisaban suelo americano. Y es que ser el protagonista de la primera visita de estado de la era Trump merecía todos los honores. Toda una declaración de intenciones para quien se sitúa al frente de Europa en su relación con Estados unidos. Porque si Emanuel Macron ya era bien recibido en su paseo por las calles de Washington, la buena sintonía con el presidente estadounidense no se hacía esperar. Besos y abrazos y un largo apretón de manos a la entrada de la Casa Blanca. Incluso ha habido tiempo para plantar un árbol. A partir de ese momento, el presidente galo compaginaba ir de la mano de su esposa con las palmadas a la espalda que intercambiaba con su anfitrión. Ahora le queda a Macron convencer a su anfitrión, sobre todo, de que Europa siga sin tener que pagar los aranceles del acero, y de que Estados Unidos no abandone el pacto nuclear con Irán. Por el momento, la puesta en escena de la buena relación entre los dos, ya está servida.