El presidente Emmanuel Macron durante un acto público
El presidente Emmanuel Macron durante un acto público - EFE

Macron, presidente de los ricos

Según estudio oficial del OFCE, «las nuevas medidas favorables a las familias benefician masivamente al 2% de las familias más ricas»

CORRESPONSAL EN PARÍSActualizado:

Según el Observatoire français des conjonctures économiques (Observatorio francés de las coyunturas económicas OFCE), las primeras medidas económicas de Emmanuel Macron benefician «mucho» a los ricos y muy ricos y «poco» a los pobres o muy pobres.

Según estudio oficial del OFCE, «las nuevas medidas favorables a las familias benefician masivamente al 2% de las familias más ricas, las que tienen un capital inmobiliario; por el contrario, la revalorización de las ayudas sociales no compensan las subidas de la fiscalidad indirecta».

Entre las primeras reformas de la presidencia Macron destacan, por ejemplo, la supresión del impuesto sobre la fortuna (sustituido por un impuesto sobre el patrimonio inmobiliario), la reducción de la fiscalidad del capital, la reducción de algunas ayudas a la creación de empleo.

El gobierno espera que, a medio plazo, esas y otras medidas, como la liberalización del mercado del trabajo, contribuyan a relanzar la economía, terminen favoreciendo la creación de empleo. A corto plazo, sin embargo, el OFCE estima que comienzan por ser «más favorables a los ricos que a los pobres».

Según el OFCE, el 5% de los franceses verán recortado su poder adquisitivo, este año, en una media del 0,6 %, mientras que el 5% de los franceses más ricos verán su poder adquisitivo en un 1,6 %.

Se trata, matiza el Observatorio, de un «análisis de coyuntura», que pudiera evolucionar más adelante, cuando comiencen a entrar en vigor nuevas medidas económicas, como la reducción de las cotizaciones sociales, o la revalorización de la «prima de actividad», concebidas con el fin de «dar poder adquisitivo a todos los franceses».