El ex presidente brasileño Lula da Silva está envuelto en problemas judiciales
El ex presidente brasileño Lula da Silva está envuelto en problemas judiciales - AFP

Lula, desgastado, niega ante el juez las acusaciones de corrupción

El expresidente puede acabar preso y no podría presentarse a las presidenciales

Corresponsal en Sao PauloActualizado:

Tras más de dos horas de comparecencia ante el juez anticorrupción Sergio Moro, el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva se defendió de las acusaciones de su exministro de Economía Antonio Palocci, desmintiendo así las acusaciones de este último.

Lula, con un menor apoyo en las calles pero aún favorito en las encuestas de las presidenciales del año próximo, dice ser víctima de una «cacería de brujas» en el marco de las acusaciones que le salpican en varios casos de corrupción. El juez Moro instruye en primera instancia, en Curitiba (sur de Brasil) la investigación de la denominada operación Lavacoches.

«Palocci está preso hace más de un año, tiene derecho de querer ser libre y quedarse con algo del dinero que ganó dando conferencias. Lo entiendo. Lo que no entiendo es que si no quiere asumir su responsabilidad por los hechos ilícitos que cometió, que le eche la culpa a otros», dijo Lula al juez.

La semana pasada, el expresidente fue acusado por Palocci de conocer las tramas de desvíos y sobornos en la estatal Petrobras durante su mandato, así como de aceptar alrededor de 80 millones de euros de la constructora Odebrecht en su beneficio y del Partido de los Trabajadores (PT). Los abogados de Lula argumentan que el exministro negocia una reducción de pena.

En esta ocasión, Moro investiga si Odebrecht pagó el terreno del Instituto Lula en Sao Paulo y puso a su disposición un piso en el municipio vecino de Sao Bernardo do Campo, donde vive con su familia, según las informaciones confirmadas por Palocci.

La Justicia brasileña tramita otros tres casos de corrupción contra Lula, que dice ser perseguido por ser el favorito en las encuestas. Una condena en segunda instancia le llevaría a la cárcel y le apartaría de la política.