El alcalde de Londres, Sadiq Khan
El alcalde de Londres, Sadiq Khan - AFP

Londres, Escocia y Gales también exigen acceso al mercado único europeo

Sturgeon ha advertido que «si una parte de Reino Unido puede mantener convergencia regulatoria con la UE y permanecer en el mercado único», no existen «razones prácticas» por las que otras partes no puedan obtener también el mismo acuerdo

Actualizado:

Escocia, Gales y Londres exigen beneficiarse de cualquier acuerdo especial dado a Irlanda del Norte para facilitar el acceso a los mercados de la Unión Europea después de Brexit, según declararon ayer sus líderes como reacción a las negociaciones entre Reino Unido y la UE acerca de la frontera norirlandesa.

La posible concesión del Gobierno de Reino Unido para que Irlanda del Norte comparta regulaciones clave con la Unión Europea, entre ellas en materia de mercado único o unión aduanera, ha abierto la veda para que las principales a autoridades de Escocia, Gales y Londres reivindiquen también gestos similares de cara al Brexit.

La mayoría de los escoceses y londinenses votaron para permanecer en la UE en el referéndum de junio de 2016, a diferencia de sus compatriotas en el resto del Reino Unido.

Los políticos en Escocia, Gales y la capital británica han hecho campaña para que Gran Bretaña permanezca en el mercado único de la UE para mantener las condiciones actuales de la relaciones comerciales. Pero la primera ministra Theresa May ha descartado este punto de momento, alegando que Gran Bretaña necesitaba libertad para establecer sus propias reglas y negociar acuerdos.

Esta unión llega después de que fuentes del gobierno irlandés dijeran este lunes que el gobierno británico había acordado mantener a Irlanda del Norte en el mercado único europeo al compartir frontera terrestre con la República de Irlanda, país miembro de la UE. Finalmente, May descartó ayer un acuerdo sobre la frontera.

La ministra principal de Escocia, Nicola Sturgeon, ya ha advertido en Twitter de que, «si una parte de Reino Unido puede mantener convergencia regulatoria con la UE y permanecer en el mercado único», no existen «razones prácticas» por las que otras partes no puedan obtener también el mismo acuerdo. Sturgeon, no obstante, ha matizado que apoya esta posible concesión para Irlanda del Norte.

El mensaje de Escocia es compartido también en Gales, desde donde el ministro principal, Carwyn Jones, ha recordado también que «no se puede permitir que algunas partes de Reino Unido reciban un trato más favorable que otros». Así, espera «la misma oferta» en caso de que se confirme el plan para Irlanda del Norte.

Por su parte, el alcalde de Londres, Sadiq Khan, también ha apuntado las «fuertes implicaciones» que tendría para la capital el reconocimiento por parte de May de que «es posible que una parte de Reino Unido siga en el mercado común y la unión aduanera después del Brexit». «Los londinenses votaron abrumadoramente a favor de seguir en la UE y un acuerdo similar aquí podría proteger decenas de miles de empleos», ha apostillado en Twitter.