Internacional

El líder de Boko Haram desmiente que haya sido herido de muerte en un bombardeo

Abubakar Shekau, dado por muerto por un portavoz militar de Nigeria, ha reaparecido en un vídeo en el que parece estar en perfecto estado de salud

Abubakar Shekau, líder del grupo yihadista Boko Haram, ha desmentido que esté al borde de la muerte
Abubakar Shekau, líder del grupo yihadista Boko Haram, ha desmentido que esté al borde de la muerte - AFP
EFE Abuya - Actualizado: Guardado en:

Abubakar Shekau, líder del grupo yihadista nigeriano Boko Haram, reapareció este domingo en un vídeo, en el que parece estar en perfecto estado de salud, para desmentir que fuera herido «fatalmente» en un bombardeo del Ejército, tal y como aseguró un portavoz militar el mes pasado.

En la grabación, divulgada en YouTube, el caudillo islamista lee un comunicado en árabe rodeado de dos hombres armados encapuchados, sin que se aprecie ninguna secuela del ataque aéreo que según las Fuerzas Armadas nigerianas le hirió de gravedad en los hombros.

Shekau pronuncia su alocución detrás de varios libros religiosos apilados y una bandera de la organización terrorista, que ha asesinado a miles de personas desde que las autoridades nigerianas ejecutaron en 2009 a su fundador, Mohamed Yusuf.

El Gobierno nigeriano ha anunciado en varias ocasiones la muerte de Shekau, que ha reaparecido siempre en vídeos como el difundido hoy para mostrar al mundo que sigue vivo.

Shekau sustituyó a Yusuf al mando de la secta y bajo su dirección ha secuestrado a cientos de mujeres y niñas y ha provocado más de dos millones de desplazados.

Las especulaciones sobre su muerte se dispararon esta vez al no aparecer Shekau en el anterior vídeo difundido por el grupo, que tiene su feudo y su base de operaciones en el noreste de Nigeria y ha extendido sus acciones a los vecinos Camerún, Chad y Níger.

Los ejércitos de estos países se han sumado a la campaña de Nigeria para derrotar a los yihadistas, que desde la creación de la alianza militar regional para combatirles han perdido buena parte de los territorios que controlaban.

Pese a los avances en la lucha contra la banda desde la llegada en 2015 de Muhammadu Buhari a la presidencia de Nigeria, los fundamentalistas siguen sembrando el terror en la zona con constantes atentados contra civiles.

Boko Haram aspira a instaurar un califato islámico en el norte de Nigeria, de población musulmana.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios