La canciller alemana y líder de la Unión Cristianodemócrata (CDU) , Angela Merkel (i), y el presidente de la bávara Unión Socialcristiana (CSU), Horst Seehofer (d), ofrecen una rueda de prensa conjunta en Berlín (Alemania), hoy 9 de octubre de 2017. El bloque conservador que apoya a Merkel mantendrá por primera vez el 18 de octubre sendas reuniones con el Partido Liberal (FDP) y Los Verdes, para tantear la posibilidad de formar una coalición de gobierno, anunciaron ambos durante dicha rueda. EFE/Omer Messinger
La canciller alemana y líder de la Unión Cristianodemócrata (CDU) , Angela Merkel (i), y el presidente de la bávara Unión Socialcristiana (CSU), Horst Seehofer (d), ofrecen una rueda de prensa conjunta en Berlín (Alemania), hoy 9 de octubre de 2017. El bloque conservador que apoya a Merkel mantendrá por primera vez el 18 de octubre sendas reuniones con el Partido Liberal (FDP) y Los Verdes, para tantear la posibilidad de formar una coalición de gobierno, anunciaron ambos durante dicha rueda. EFE/Omer Messinger

Liberales y verdes alemanes rechazan restringir la cuota de refugiados para una coalición con Merkel

Representantes del FDP y de Los Verdes se han distanciado de la propuesta del bloque conservador del CDU/CSU, que quiere lograr limitar el número de personas que reciben asilo en Alemania a un máximo de 200.000

BERLÍNActualizado:

Los verdes y los liberales alemanes han rechazado este lunes la propuesta de restringir el número de asilados presentada por los conservadores, con los que van a iniciar contactos la semana próxima para formar una coalición de Gobierno.

Representantes del Partido Liberal (FDP) y de Los Verdes se distanciaron en una primera reacción de la propuesta del bloque conservador de la Unión Cristianodemócrata y la Unión Socialcristiana (CDU/CSU), que quiere lograr limitar el número de personas que reciben asilo en Alemania a un máximo de 200.000 al año.

Wolfgang Kubicki, vicepresidente del FDP, aseguró en Kiel que el acuerdo de los conservadores va a tener «un corto recorrido» en el marco de las negociaciones de coalición, según medios locales. «Una cifra hipotética, como la que han acordado CDU y CSU, es un sinsentido absoluto», zanjó el líder liberal.

La jefa del grupo parlamentario verde, Katrin Göring-Eckardt, aseguró por su parte en la televisión pública alemana «ZDF» que la propuesta conservadora no iba a durar más allá de la primera ronda de negociaciones.

La presidenta de Los Verdes, Simone Peter, agregó en declaraciones al canal público «WDR» que su partido «ya había rechazado claramente algunos puntos» del acuerdo alcanzado ayer entre la CDU y la CSU en materia migratoria.

Además, consideró que este asunto «no es una buena señal» para «una posible coalición Jamaica», término con el que se denomina en Alemania al tripartito de conservadores, liberales y verdes porque los colores que tradicionalmente se asignan a estos partidos coinciden con los de la bandera del país caribeño.

Los liberales sí que consideraron de forma positiva la propuesta conservadora de aprobar una ley de migración para personal cualificado, una iniciativa paralela e independiente del acuerdo sobre asilados.

La presidenta de la CDU, la canciller Angela Merkel, y el presidente de la CSU, Horst Seehofer, presentaron hoy su plan conjunto para la política con inmigrantes y asilados, poniendo fin a un disputa que las dos formaciones hermanas han mantenido durante meses.

Este acuerdo era clave para poder iniciar las conversaciones a tres bandas, negociaciones que comenzarán el próximo 18 de octubre, tras las elecciones del día 15 en el Land de Baja Sajonia, ha avanzado este lunes la canciller.

200.000 asilados por año

El acuerdo entre los partidos conservadores fija, como exigía la CSU, una cuota máxima de 200.000 asilados por año, algo a lo que la canciller se había negado desde hace meses.

Merkel ha matizado esta cesión dejando claro que no se cambia el derecho personal al asilo y que se ha incluido una cláusula que prevé excepciones en caso de crisis económicas y políticas.

Además, la canciller explicó que se aprobará de forma paralela una ley de inmigración para personal cualificado.

Se trata de una «muy buena base» sobre la que iniciar las conversaciones con el resto de partidos, aseguró la canciller.

El bloque de la CDU-CSU que apoya a la canciller obtuvo en los pasados comicios del 24 de septiembre el 32,9 % de los votos, una mayoría insuficiente para formar un Gobierno estable en Alemania.

Tras la decisión de los socialdemócratas de pasar a la oposición después de cosechar su peor resultado electoral, la única coalición viable era un tripartito entre conservadores, liberales y verdes, ya que nadie cuenta con la ultraderechista Alternativa para Alemania (AfD), que quedó en tercera posición.

Hasta el momento sólo se ha ensayado en gobiernos regionales esta coalición.

En su primera legislatura (2005-2009), Merkel gobernó al frente de una gran coalición con los socialdemócratas, fórmula que repitió en su tercera legislatura, entre 2013 y 2017, mientras que en la segunda, entre 2009 y 2013, se alió con los liberales.