Internacional

El ELN libera a uno de sus secuestrados

La organización paramilitar, parte del conflicto de Colombia, fue convocada por el presidente Santos a entregar a sus secuestrados para que se puedan comenzar las conversaciones de paz

EFE - Actualizado: Guardado en:

Siguiendo el mismo camino que las FARC, la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN) entregó hoy a uno de sus secuestrados. El civil fue soltado en una zona rural de Arauca, frontera con Venezuela, y dado en custodia al Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR). La colaboración del ELN con el proceso de paz es igual de vital que la de las FARC y el Gobierno.

«Los delegados del CICR que participaron en la operación verificaron que esta persona se encontraba en condiciones de salud apropiadas para su traslado», agregó el CICR en un comunicado en el que no informa la identidad del liberado.

La liberación se produce dos días después de que el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, dijera que si el ELN libera a los secuestrados que tiene en su poder, «la semana entrante» se podría comenzar la fase pública de diálogos de paz. Sin responder directamente, el ELN declaró un alto el fuego para que se pudiese realizar la firma de los acuerdos y el futuro plebiscito.

El diario El Tiempo señaló en su portal electrónico que el liberado es el arrocero Diego José Ulloque Beleño, de 22 años, quien fue secuestrado semanas atrás en el departamento de Arauca.

El CICR añadió que «en su rol de intermediario neutral, facilitó esta operación con el fin de aliviar el sufrimiento de esta persona» y llamó a las partes en conflicto a «acatar las normas humanitarias, incluidas aquellas que prohíben la toma de rehenes, para mantener a los civiles al margen de la confrontación».

El ministro de Defensa de Colombia, Luis Carlos Villegas, dijo ayer que, según cálculos del Gobierno, el ELN tiene en su poder a cuatro personas secuestradas, aunque no descartó que sean más.

El pasado 30 de marzo, el ELN y el Gobierno colombiano anunciaron en Caracas el inicio de una fase pública de diálogos de paz cuya apertura fue condicionada por el Ejecutivo a la solución de algunos «temas humanitarios», como el fin de los secuestros.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios