Internacional

Kerry pide investigar a Rusia y Siria por sus «crímenes de guerra» en Alepo

El secretario de Estado subraya que los ataques sobre hospitales en la ciudad siria merecen «más que una explicación»

John Kerry y su homólogo francés, Jean-Marc Ayrault (i), conversaron sobre la guerra en Siria este viernes en Washington
John Kerry y su homólogo francés, Jean-Marc Ayrault (i), conversaron sobre la guerra en Siria este viernes en Washington - Reuters
MANUEL ERICE - abc_mundo Corresponsal En Washington - Actualizado: Guardado en:

Se dispara la escalada de tensión entre Washington y Moscú sobre el tablero sirio. La ofensiva total de las tropas de Al Assad, ayudadas por Rusia, para tomar la ciudad de Alepo, el bastión de la oposición, ha provocado la airada reacción estadounidense, que exige un freno inmediato. Tras la ruptura formal de relaciones sobre Siria anunciada por John Kerry el pasado miércoles, el secretario de Estado reforzó ayer su ofensiva al acusar a ambos países de «crímenes de guerra». La arremetida del portavoz de la Administración Obama se produjo después de que un ataque de las tropas del régimen sobre un hospital en Alepo dejara otros veinte muertos y cien heridos, entre ellos mujeres y niños.

Kerry, que compareció en Washington junto con su homólogo francés, Jean-Marc Ayrault, aseguró que la última ofensiva «merecería una investigación apropiada» de lo que consideró una «estrategia sistemática de aterrorizar a los civiles» en la ciudad siria, que resiste ya sobre las ruinas de una ciudad sitiada. El portavoz francés secundó las palabras del secretario de Estado al proclamar que «no consentiremos que Alepo se convierta en otra Guernica», en alusión a la población española, bombardeada durante la Guerra Civil por aviones nazis.

Kerry ya se refirió hace unos días a las dimensiones de una operación que, en su máxima brutalidad, está utilizando «bombas antibúnker», lo que a su juicio «genera la mantanza indiscriminada de la población civil», que se protege bajo tierra de los ataques de las fuerzas del dictador sirio. Ayer, el secretario de Estado denunció el intento de Rusia y de Siria de «aniquilar las infraestructuras que quedan en servicio», y sugirió una interpretación cínica de los hechos por parte de rusos y sirios al calificar el último ataque de «accidental».

Enfrentamiento verbal

El enfrentamiento verbal entre estadounidenses y rusos es ya total, después de que el acuerdo suscrito el 9 de septiembre entre ambos países, para un cese de hostilidades, saltara por los aires tras diferentes escaramuzas. A un primer ataque, «equivocado», de Estados Unidos, contra tropas del régimen sirio siguió otro de fuerzas rusas contra un convoy humanitario de la ONU. El dictador Al Assad aprovechó entonces la fragilidad del cumplimiento del acuerdo para desatar la mayor ofensiva contra Alepo, con el objetivo de hacerse al fin con el bastión estratégico y decantar la guerra a su favor.

Aunque las cifras varían, el conflicto ha costado ya la vida a medio millón de personas, además de provocar el mayor desplazamiento de personas desde la II Guerra Mundial y de haber facilitado la consolidación de Daesh en algunas zonas del país. Precisamente, uno de los puntos del acuerdo ruso-norteamericano, condicionado a que se hubiera consolidado el alto el fuego, preveía la creación de un centro militar conjunto para combatir a Daesh

.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios