Kenji Fujimori anuncia la creación de su partido, Cambio 21, el pasado 31 de enero
Kenji Fujimori anuncia la creación de su partido, Cambio 21, el pasado 31 de enero - Efe

Keiko Fujimori denuncia a su hermano por la compra de votos para evitar la destitución de Kuczynski

Kenji Fujimori lamenta la «actitud delincuencial» de Fuerza Popular y de su hermana

Corresponsal en LimaActualizado:

Con la prueba de unos vídeos grabados en secreto, el partido de Keiko Sofía Fujimori denunció a su hermano Kenji Gerardo de comprar votos en el Congreso a cambio de prebendas con el fin de evitar la destitución del presidente de Perú, Pedro Pablo Kuczynski.

Los vídeos fueron grabados por el congresista de Fuerza PopularMoisés Mamani, quien sorprendió a los congresistas Kenji Gerardo y Bienvenido Ramírez ofreciendo un almuerzo con Kuczynski y diversos favores del Gobierno con el objetivo de que este jueves votase en contra de la destitución del mandatario peruano.

«A los que han votado por la vacancia (moción de censura), a todos ellos les han cerrado las puertas, los han golpeado, y al presidente una vez que no lo vaquen, se va a quedar hasta 2021, los que van a trabajar somos nosotros porque (el grupo parlamentario del presidente) no tiene congresista por Puno», señaló Kenji Fujimori en el vídeo difundido por el partido de su hermana en el Congreso.

La disputa política entre los hermanos Fujimori es el telón de fondo que enmarca la segunda ocasión en que se pide la destitución de Pedro Pablo Kuczynski. El menor de los Fujimori se ha convertido en uno de los apoyos políticos del presidente, al mismo tiempo que ha conseguido que el grupo parlamentario de su hermana pase de 71 a 59 congresistas.

Se salvó por los pelos

En la primera votación, Kuczynski se salvó por los pelos con los votos que Kenji le quitó a su hermana en el Congreso. Diez congresistas del grupo parlamentario que dirige Keiko Sofía -incluido Kenji- se abstuvieron en la votación de la moción de censura contra el presidente peruano. El 24 de diciembre de 2017, tres días después de esa votación, Kuczynski indultó al expresidente Alberto Fujimori, condenado a 25 años de cárcel por delitos de lesa humanidad cometidos durante su mandato (1990-2000).

Kenji Fujimori negó por su parte que haya buscado comprar votos de los congresistas a cambio de prebendas. «Lo que ha ocurrido y se ha visto en el vídeo es una gestión que hace cualquier autoridad, cualquier congresista (…) lo que está haciendo Fuerza Popular es distorsionar la información y tratando de ver la gestión como un acto delincuencial», argumentó el menor de los Fujimori. Agregó que «como hermano obviamente me ha dolido (…) lamento que Fuerza Popular y mi hermana Keiko se presten a este tipo de actos delincuenciales, a grabar de manera oculta, eso yo no lo puedo permitir».

Protesta

La difusión de los vídeos, que prueban la compra de votos en el Congreso para evitar la destitución de Kuczynski, ha causado una gran indignación entre los ciudadanos. Varias organizaciones han anunciado una marcha para pedir este jueves «Que se vayan todos».