Internacional

Juppé avisa que el programa de Fillon «es demasiado duro y puede bloquear a la sociedad francesa»

Las encuestas pronostican el triunfo de François Fillon con el 65% de los votos en la segunda vuelta de las primarias el próximo domingo

Alain Juppé y François Fillon, durante el debate televisivo del pasado 3 de noviembre
Alain Juppé y François Fillon, durante el debate televisivo del pasado 3 de noviembre - AFP
JUAN PEDRO QUIÑONERO - jpquinonero Corresponsal En París - Actualizado: Guardado en:

El ex primer ministro francés François Fillon ganará la segunda vuelta de las primarias conservadoras, con un posible 65% de los votos finales, según los últimos sondeos. Su adversario, el también ex primer ministro Alain Juppé, solo obtendría un modesto 35% de los sufragios.

Ambos candidatos reaccionan a tales previsiones con cierta agresividad verbal, para mejor defender dos modelos conservadores menos convergentes de lo que pudiera pensarse. Juppé, conservador histórico, acusa a Fillon de «excesos» y «dureza» que él considera «peligrosa» e «irrealista»: «Su programa es demasiado duro y puede bloquear a la sociedad francesa con muchas tensiones, rápidamente».

En el terreno económico, los programas de Fillon y Juppé son bastante similares (recorte del gasto público, reducción del número de funcionarios, bajar la presión fiscal sobre las empresas). Sin embargo, ambos programas difieren en la ambición, el calendario y el ritmo de la ruptura.

«Francia necesita un cambio rápido y enérgico. No estamos para paños calientes»François Fillon

Fillon estima que su programa es «ambicioso» y lo considera «imprescindible»: «Francia necesita un cambio rápido y enérgico. No estamos para paños calientes». Juppé, por el contrario, estima que es necesario buscar la concertación.

En el terreno social y cultural, Fillon no oculta su condición de católico practicante, y considera imprescindible revisar algunas políticas socialistas (adopción de parejas homosexuales, inseminación artificial). Juppé se considera a sí mismo más liberal y acusa a su rival de proyectar la supresión de la legislación en materia de aborto. Acusación rápidamente desmentida por el equipo de Fillon: «Nadie modificará la legislación vigente en ese terreno».

Otro terreno de divergencia, sustancial, diplomática: la futura posición de Francia ante Rusia. Juppé considera peligrosa la rusofilia atribuida a Fillon, partidario de una «gran alianza» con Moscú para «combatir el totalitarismo islamista». Tras el detalle se trata de dos visiones paralelas del futuro de Francia en la nueva escena internacional.

Dos modelos

A cinco días de la segunda vuelta, la palmaria tensión entre los dos rivales subraya el gran debate de fondo. Francia oscila hoy entre dos modelos aparentemente distintos. Juppé defiende el diálogo entre la derecha tradicional y las familias centristas. A juicio de Fillon, «Francia es hoy más conservadora que nunca».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios