Vista de misiles de defensa aérea sirios hoy, jueves 10 de mayo de 2018, sobre Damasco (Siria) - EFE

Al menos 23 muertos en los bombardeos de Israel a posiciones iraníes en Siria

Se trata del primer cara a cara entre Irán e Israel en el Golán

CORRESPONSAL EN JERUSALÉNActualizado:

Los Altos del Golán, ocupados por Israel desde 1967, se han convertido en el escenario del primer choque militar directo entre Israel e Irán, según la versión de los hechos del Estado judío. El Ejército israelí acusó a la Fuerza Al Quds, brazo para operaciones en el exterior de la Guardia Revolucionaria de Irán, de lanzar 20 cohetes contra la zona del Golán ocupado y el ministro de Defensa, Avigdor Lieberman lo calificó como “el primer ataque directo” de la república islámica.

Al menos 23 efectivos leales al presidente sirioen esos ataques contra posiciones iraníes y de Hizbulá en Siria, ha informado el Observatorio Sirio de Derechos Humanos. Entre los fallecidos hay cinco integrantes de fuerzas regulares sirias, entre ellos un oficial, y otros 18 efectivos de nacionalidad siria y extranjeros.

Cuatro proyectiles interceptados por Israel

Cuatro de los proyectiles fueron interceptados por el Escudo de Hierro israelí y el resto cayeron en suelo sirio. La aviación lanzó entonces una operación a gran escala contra objetivos iraníes en Siria y «acabó con toda su infraestructura» en el país vecino, según un Lieberman que advirtió de que «si aquí hay lluvia, allí tendrán una tempestad». La noche ha sido muy larga en Damasco donde las baterías antiaéreas sirias han trabajado sin descanso. Irán no ha confirmado, ni desmentido el lanzamiento de cohetes contra Israel.

Fuentes militares israelíes consultadas por el diario Haaretz señalaron que este ataque contra posiciones de Irán supone «la mayor operación» llevada a cabo por el ejército desde 1974. Israel informó a Rusia antes de lanzar esta gran operación. El papel ruso ha sido clave en la victoria militar de Bashar Al Assad. Rusia e Irán son «fuerzas aliadas» al Eejército sirio, pero cuando entra en juego Israel, el Kremlin se echa a un lado y no se mete en esta guerra regional. El primer ministro, Benjamín Netanyahu, fue invitado por el presidente ruso, Vladimir Putin, en el desfile del Día de la Victorioa en Moscú.

Israel defendió que su ataque fue en «respuesta» al lanzamiento de misiles por parte de Irán, pero la versión siria e iraní de los hechos es diferente. Los medios oficiales, y el opositor Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH), informan de que Israel volvió a atacar una posición militar siria en Qneitra y que entonces se produjo el lanzamiento de los veinte proyectiles. Esta es la segunda operación israelí en Siria en apenas 48 horas y el Estado judío insiste en que el establecimiento de bases de Irán en Siria es una línea roja que no va a permitir que se traspase.