El canciller de Perú, Ricardo Luna (c, fondo), preside la mesa de reunión de cancilleres y ministros de Relaciones Exteriores de América y el Caribe
El canciller de Perú, Ricardo Luna (c, fondo), preside la mesa de reunión de cancilleres y ministros de Relaciones Exteriores de América y el Caribe - EFE

Iberoamérica busca una solución regional a la crisis venezolana

Las democracias del continente repudian el giro autoritario dado por Nicolás Maduro

CORRESPONSAL EN LIMAActualizado:

Ministros y representantes de 17 países de Iberoamérica (las principales democracias del continente) se reunieron ayer en Lima para condenar el giro autoritario dado por el Gobierno venezolano e intentar buscar una solución regional a la crisis política y humanitaria que sufre ese país. Según informaron fuentes diplomáticas a ABC, la reunión de emergencia convocada por el Gobierno del presidente peruano, Pedro Pablo Kuczynski, quiere «consensuar medidas que vayan más allá de la simple expresión de la preocupación regional por la falta de democracia en Venezuela» y desea asimismo «activar mecanismos conjuntos que puedan dar soluciones concretas a la crisis humanitaria». A la reunión organizada por Perú asistieron representantes de Paraguay, Colombia, Brasil, Panamá, Costa Rica, Guatemala, Santa Lucía, México, Chile, Argentina, Guyana, Honduras, Jamaica, Uruguay y Canadá, representado por su viceministro de Exteriores.

Al cierre de esta edición aún no se había alcanzado un consenso. Según fuentes diplomáticas, se discutía hasta el último momento si en la declaración final debía figurar negro sobre blanco que Venezuela es «una dictadura». Algunos países también habían propuesto la retirada de los embajadores en Caracas, «como hizo Perú y suspender las relaciones diplomáticas».

El canciller peruano, Ricardo Luna, afirmó que el Gobierno de Nicolás Maduro representa «un problema regional que hay que afrontar con seriedad». Asimismo dejó claro que la instalación de la Asamblea Constituyente de Maduro es «ilegítima».

«Mediación canadiense»

El Ejecutivo peruano insistió en que durante la reunión debían buscarse medidas prácticas que puedan adoptar a escala regional para llevar a Venezuela hacia la normalidad institucional y democrática, una vez que se acuerde que la Constituyente ha transgredido las reglas del juego. El canciller peruano señaló asimismo la posibilidad de que el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, sea un mediador de la crisis en Venezuela; motivo de la presencia del vicecanciller canadiense en la reunión.

Un día antes de la cita en Lima, el canciller chileno, Heraldo Muñoz, adelantó el deseo de formar «un grupo permanente de seguimiento» para allanar una eventual negociación. «En todo conflicto, en algún momento, tiene que haber una negociación», afirmó.

Los gobiernos de Perú y Venezuela mantienen una tensa relación desde que llegó al poder Pedro Pablo Kuczynski, un economista conservador, muy crítico del Gobierno de Nicolás Maduro.