Internacional

El huracán Matthew se ceba con Haití, convaleciente aún por el terremoto de 2010

Fuentes oficiales de Haití han confirmado que la cifra de muertos en el país por el paso del huracán Matthew es ya de 842

El huracán amenaza ahora Florida y Carolina del Sur

Agencias - abc_es - Actualizado: Guardado en:

El huracán Matthew se ha ensañado con Haití, un país convaleciente aún por el terremoto que sufrió en 2010, con una población que convive con el cólera de manera endémica y donde la pobreza es tan común como la respiración. El número de muertos que ha dejado el huracán va sumando a medida que pasan las horas. De momento, fuentes oficiales de Haití confirmaban que la cifra de muertos alcanza ya los 842, conforme los equipos de rescate han ido accediendo a los lugares más remotos afectados por la tormenta.

Cerca de 30.000 personas se encuentran en albergues improvisados en doce comunas del departamento del sur, según ha informado la agencia haitiana de noticias AlterPresse, mientras que unas 35.000 continúan sin refugio.

Los organismos se emergencia continúan tratando de llegar a comunidades severamente afectadas por el fenómeno, que azotó el pasado martes Haití y obligó al aplazamiento de las elecciones generales previstas para el próximo domingo 9 de octubre.

Las labores de búsqueda de Protección Civil se han prolongado en la isla, donde se teme que el balance de fallecidos y afectados aumente. Según datos oficiales, sólo en los distritos del Sur y Grand Anse se han registrado unas 29.000 casas fuertemente afectadas y en el suroeste del país se han producido grandes inundaciones.

«Tememos que las cifras aumenten considerablemente a medida que los equipos de emergencia avanzan. Lo que más urge en este momento es proporcionar agua potable para evitar enfermedades, así como entregar alimentos y materiales de construcción», ha indicado el director de los programas de Oxfam Intermón en Haití, Jean Claude Fignole.

Haití, el país más pobre del continente americano, donde unas 50.000 personas aún malviven en campamentos provisionales y donde el cólera mata anualmente a miles de ciudadanos.

Cuando comienzan a evaluarse los daños del huracán Matthew, se cumplen exactamente 53 años del paso de otra monumental tormenta: Flora, que pasaba por Haití el 7 de octubre de 1963 dejando a su paso casi 7.200 muertos.

Desde entonces, múltiples huracanes se han cebado con el país caribeño hasta que en 2010 sufrieron un terremoto que se cobró 159.000 vidas. De hecho, aquella fue la segunda mayor catástrofe natural desde 1980 en cuanto a número de vidas perdidas, sólo superada, tal y como se puede ver en el gráfico, por el Tsunami de Tailandia en 2004.

EE.UU. se prepara para la llegada del «monstruo»

Después de destrozar Haití, pasar por Bahamas y recobrar fuerza, Matthew se dirige ahora a EEUU. Los estados de Florida y Carolina del Sur se preparan para recibir a este monstruo que ya ha causado destrozos por donde ha pasado. La devastación ha sido tremenda en uno de los países más pobres del mundo, pero se dirige con más fuerza aún, a la primera potencia mundial.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha declarado el estado de emergencia en Carolina del Sur, después de haber hecho lo propio en Florida, a donde se espera que llegue el huracán 'Matthew', de categoría cuatro, la madrugada del viernes.

La declaración del estado de emergencia autoriza al departamento de Seguridad Nacional y a la Agencia Federal de Gestión de Emergencias a coordinar sus esfuerzos con el objetivo de proteger vidas humanas y propiedades, así como de tratar de aliviar el sufrimiento provocado por la tormenta.

Obama ha mantenido una conversación telefónica con los gobernadores de ambos estados, de cara a la llegada del huracán a suelo estadounidense, con vientos de hasta 225 kilómetros por hora. La Casa Blanca ha informado de que Obama se ha comprometido a suministrar los recursos federales necesarios para ayudar a los estados afectados a responder a la situación.

Los habitantes de Florida han comenzado a evacuar las zonas costeras por recomendación de los servicios de emergencias, lo que ha provocado importantes atascos en las carreteras que conducen fuera del estado norteamericano.

Aquellos que han optado por quedarse han hecho acopio de provisiones, vaciando con ello las estanterías de los supermercados, y han reforzado sus casas con tablones de madera en puertas y ventanas, de acuerdo con la prensa local.

[Gráfico elaborado por Statista]

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios